RGPD - Cookies
Deportes Vigo al día

El Aldasa rema pero muere en la orilla

Un 59 a 57 que no le llega al Amfiv. El conjunto de César Iglesias tampoco tuvo su día en el segundo partido de la Euroliga 1, competición que los vigueses están disputando en la localidad sueca de Norrkoping. El Aldasa mejoró respecto a su primer compromiso ante el Mideba pero no lo suficiente para conseguir la victoria. Eso sí, la rozó con la punta de los dedos. Porque un triple de Lorenzo Envó con la misma jugada que el pasado año supuso el pase a la final de la Copa Willi Brinkmann pudo haber obrado el milagro y poner por delante al Amfiv por primera vez en todo el choque. Justo en el momento decisivo, cuando sonaba la bocina de final del encuentro. Sin embargo, en esta ocasión no pudo ser. El balón no entró y los vigueses se quedan sin margen de error si quieren disputar su séptima fase final europea consecutiva.

El comienzo del partido dejó claro que los pupilos de César Iglesias no estaban finos e iban a tener que pelear mucho para intentar conseguir la victoria. De ahí que el técnico tuviera que solicitar su primer tiempo muerto cuando se cumplían los cinco primeros minutos de juego (10-4). La situación todavía tenía que empeorar un poco más (12-4) antes de empezar a mejorar pero tampoco demasiado (12-8, min.7) ni por mucho tiempo. Porque los franceses volvían a abrir una brecha (17-8, min.9) y los vigueses trabajaban de nuevo para minimizarla a la conclusión de los primeros diez minutos (17-12).

El Aldasa amenazaba con tomar la iniciativa en el marcador (18-17, min.12) pero Agustín Alejos malograba dos tiros libres para conseguirlo. Fue el inicio de una fase del choque en la que ni unos ni otros eran capaces de anotar. Fueron cuatro interminables minutos hasta que el Toulouse evitó por primera vez que el conjunto de César Iglesias culminase su remontada (20-17, min.16). Iba a haber muchas más oportunidades aunque todas acabaron igual. El técnico olívico optó por jugar con sus tres hombres grandes y Pombo y Rodarte trabajando para ellos. La labor de los dos unos, como la de Santi Comesaña instantes antes, fue impagable para conseguir que sus compañeros tuvieran opciones claras de anotar pero los fallos se sucedían. Pese a todo, era importante marcharse al descanso por delante, sobre todo después de haber equilibrado una vez más el marcador (26-26, min.19). Sin embargo, un tiro libre anotado y un regalo en el último saque de fondo permitían al Toulouse marcharse al vestuario en ventaja (29-26, min.20).

El intermedio no le sentó nada bien al Amfiv que tardó prácticamente cinco minutos después de una primera canasta de Rodarte en volver a añadir puntos a su casillero. Por eso, el Toulouse cogía aire (37-30, min.26). Porque cada punto le costaba sangre, sudor y lágrimas a un Aldasa que iniciaba los diez minutos decisivos con una importante desventaja (45-36, min.30).

Tocaba lo de casi siempre: apelar a la heroica para buscar una remontada que parecía imposible. Y aún lo parecería más cuando el último cuarto se iniciaba con dos nuevas canastas de los franceses que lograban, de paso, su máxima diferencia del partido (49-36, min.32). Además, los minutos pasaban rápidamente y la renta del Toulouse se mantenía prácticamente intacta (58-49, min.37). Pero al Amfiv le ponen los retos. Le motivan y es precisamente cuando está todo perdido cuando sus jugadores sacan lo mejor de sí mismos. Eso fue precisamente lo que ocurrió. Un parcial de 0-8 abría la puerta al milagro. Dos tiros libres fallados por Libman y una canasta de Alejos colocaban el 58-57 con el choque a punto de acabar. A trece segundos para la conclusión, Libmann volvía a la línea de tiros libres. Falló el primero pero anotó el segundo (59-57). Aún había tiempo para buscar la prórroga pero a los pupilos de César Iglesias les faltó claridad en un primer momento. Afortunadamente, la bola seguía en su poder a 2 segundos para el final con saque de fondo. La opción era clara: repetir la jugada que había supuesto el pase de los vigueses a la final de la Copa Willi Brinkmann la temporada pasada. Bloque masivo para el triple de Lorenzo Envó desde la esquina y a esperar que la fortuna sonriese. En esta ocasión salió cruz. El balón tocó el aro pero no quiso entrar y el Aldasa sumó su segunda derrota en otros tantos partidos.

También te puede interesar