RGPD - Cookies
Galicia

2010, el año con menos incendios de la década

incendio-forestalBEA MUÑIZ/ Durante los últimos años Galicia vive con especial tensión los meses de verano. La razón principal es la confluencia de numerosos incendios forestales de gran alcance en nuestra comunidad. Han arrasado miles de hectáreas gallegas, hogares e incluso han provocado múltiples muertes. Pero según las estadísticas podemos respirar más tranquilos este año.

Hay que destacar que tras el desastre de la temporada 2005 – 2006 los incendios han ido disminuyendo paulatinamente aunque hubo un repunte en 2009, sin embargo en el último año, las cifras han caído en todo el territorio peninsular.

Según las estadísticas en el año 2009 los incendios quemaron 10.000 hectáreas de terreno en Galicia, según la Consellería de Medio Rural. En 2009 se produjeron un total de 3.471 fuegos.
 
El año 2010 supone el año con menos incendios de la década en toda España. Desde 2007 no se producía una disminución tan relevante. En todo el territorio español se han quemado 16.000 hectáreas, cuando por estas fechas en 2009 ya abrían ardido 80.000.

A pesar de esta situación esperanzadora los medios públicos no alardean de la temporada inmejorable en prevención forestal, sino que animan a continuar con las medidas de prevención de incendios. Por ello, la Xunta de Galicia ha externalizado esta labor y ha prescindido del órgano establecido para ello, Seaga. Numerosos ingenieros forestales se están encargando de llevar a cabo el Plan de Defensa contra los Incendios en Galicia (PLADIGA 2010).

La temporada de riesgo forestal no ha concluido. Por ello también se cuida con recelo la concienciación ciudadana y cooperación por parte de todos. Y es que según los datos ofrecidos por la “Semana Forestal 2009” casi el 95% de los incendios en Galicia son provocados.
 
Para evitar estas catástrofes naturales se pide acampar en zonas autorizadas, acudir a montes o bosques conocidos, no encender fuegos sin autorización previa, alertar en caso de conatos, o la limpieza de las zonas boscosas cuando son utilizadas para recreo. Y es que en estos casos toda pequeña ayuda evita muchas consecuencias negativas para todos.

También te puede interesar