Destacados Vigo al día

Por 200 euros podrás ser la envidia hasta de Miss España

Dicen que la estética es adictiva, sobre todo en tiempos de crisis, cuando la gente está más baja de moral y necesita sentirse y verse guapa. Por eso no es de extrañar que hace tan sólo tres meses Biothecare abriera sus puertas, en pleno crack económico, y que ya tenga más de medio millar de clientes muy fieles.

Unos seguidores con un rango de edad muy amplio y, sorprendentemente, con muchos hombres. Aunque los gustos son distintos: mientras en el sector femenino se prueba un poco de todo y según se van viendo resultados se van experimentando nuevos tratamientos, entre los hombres lo más habitual es la fotodepilación y la cavitación, un sistema por el que se reduce volumen. Y suelen responder mucho mejor a los tratamientos que las mujeres.

¿Por qué esa clientela fija? Porque además de ubicación y unas chicas con mucha experiencia en el sector, te ofrecen las nuevas tecnologías en todo tipo de tratamientos. Y a un precio más que asequible: tarifa plana en la que casi todo lo que te quieras hacer ronda los 30 euros. Algo muy importante en un momento en el que hay más de 100 franquicias en el mercado, la mitad sólo dedicadas a la fotodepilación.

Una apuesta por la innovación que le ha llevado a tener algunos productos estrella en exclusiva, como una nueva forma de colocar uñas acrílicas pionera en España con la que estás lista en apenas 40 minutos, menos de la mitad de tiempo de lo que tardaría una colocación normal. Un proceso más rápido, más naturales y con un coste más asequible que no produce tanto desgaste en la propia uña y que está teniendo mucho éxito entre los clientes.

Novedades

No es la única novedad que te pueden ofrecer. La nueva máquina para fotodepilación permite depilar pieles morenas gracias a unos filtros que se varían dependiendo del tipo de piel, algo impensable con la tecnología tradicional, que quemaría la superficie. Un tratamiento que ataca directamente el folículo y que, en una media de 6 sesiones, te dejaría como un bebé. Eso sí, hay que seguir las recomendaciones: no vale hacerse una sesión cada 6 meses, sino que debe ser al menos una mensual, y depende mucho de la persona y del lugar. El vello facial es más resistentes y los problemas hormonales (menopausia, embarazo…) en las mujeres hace que se necesite un tratamiento más largo.

La cavitación es otro de los tratamientos con más éxito, ya que los resultados suelen ser casi inmediatos. Se trata de un aparato de ultrasonidos que crea burbujas alrededor de la grasa, la rompe y la transforma en líquidos que luego se eliminan por la orina. El resultado: hasta 4 o 5 centímetros de contorno menos con una sola sesión.

Los masajes tampoco pasan desapercibidos: los precios son para todos los bolsillos, entre 15 y 60 euros dependiendo de lo que busques. El anticelulítico es el más pedido: aporta oxígeno a las células y restituye el tejido, aunque debe acompañarse con el uso de cremas o geles reductores.

Pero puedes escoger entre el circulatorio, muy bueno para piernas cansadas; el facial, que ayuda a reducir el estrés, la tensión emocional y la falta de concentración; el descontracturante, para liberar tensiones musculares; el drenaje linfático, para eliminar líquidos; el reafirmante, el más solicitado en verano; o el relajante.

Aunque, para aquellos que quieran probar cosas, los hay exóticos: el balinés se aplica en todo el cuerpo con una presión media que favorece la relajación, con largos y lentos movimientos que ayuda a la circulación, al sistema linfático y a la regeneración de tejidos; shiatsu, con presión localizada de dedos y palmas que se realiza en el suelo; el tailandés, una mezcla de yoga y medicina ayurvédica con presiones y estiramientos que permiten recuperar la flexibilidad y una relajación más profunda; el hawaiano, que se inicia con ejercicios de respiración y un test para determinar el tipo de energía que rodea al paciente; reflexología, utilizado por los egipcios y con presión en puntos de los pies; o el trébol, un masaje en la espalda a cuatro manos para una relajación total.

Circuito

Si te han entrado unas ganas enormes de probarlo, aunque allí te podrán hacer un circuito personalizado dependiendo de lo que busques, nosotros te damos un ejemplo de todo lo que te puedes hacer por cerca de 200 euros.

Se empezaría por un peeling corporal para eliminar las células muertas y que el resto de tratamientos sean más efectivos. Se seguiría con una envoltura de algas, drenantes y adelgazantes, con las que reducir volumen y líquidos; la cavitación y el drenaje linfático para eliminar todas esas toxinas.

Y terapia vibracional oscilante, con la que en 10 minutos haces tanto ejercicio como estar durante tres cuartos de hora en el gimnasio. En esta máquina son muy importantes las posturas para conseguir reafirmar y adelgazar.

Después, una limpieza facial con punta de diamante para eliminar las células muertas de la cara, las manchas e incluso pequeñas arrugas. Como el rostro es el espejo del alma, radiofrecuencia: calor que estimula el colágeno y provoca un efecto lifting inmediato. Mascarilla plástica oxigenante para cerrar los poros y tener una piel perfecta y dar paso a la pedicura y la manicura con las uñas esculpidas, que permite tener colores o la manicura francesa de forma permanente.

¿De verdad que no te han entrados unas ganas enormes de ir a visitarlos?

También te puede interesar