RGPD - Cookies
Destacados Vigo al día

El pleno de Vigo, al estilo ’59 segundos’

No van a bajar los micrófonos, pero es lo que falta. El resto lo tienen: micros que se desconectan al acabar el tiempo y dos marcadores, uno en cada lado del pleno, para que los concejales vean el tiempo que les queda para su intervención. Con esta medida, que ya ha dado algún que otro sobresalto a los ediles populares y su problema con los micrófonos abiertos, el alcalde de Vigo quiere poner fin a los plenos interminables, más largos que un día sin pan. Y lo ha hecho por sorpresa, sin avisar a nadie.

En algunas ocasiones la sesión llegó a durar más de 8 horas para tratar temas poco relevantes que en un principio no tendría porqué acarrear más polémica de la habitual. Para evitarlo, ahora el marcador irá dando los tiempos de forma clara y con colores para que nadie se despiste: verde cuando puedes soltar el ‘speach’; rojo cuando está a punto de acabarse el tiempo o el marcador ya ha llegado a cero.

También te puede interesar