Destacados Vigo al día

El Pleno rechaza las tesis del alcalde y apuesta por una fusión paritaria, sin pedir la sede para Vigo

El alcalde durante su intervención en el Pleno de hoy
El alcalde durante su intervención en el Pleno de hoy

Por tercera vez, el Pleno del Concello dijo ‘no’ a un planteamiento del alcalde sobre la fusión de las cajas gallegas. Abel Caballero convocó en esta ocasión a la Corporación para que aprobase una moción en la que se insta a que el presidente y el director general de la nueva entidad que resulte de la unión de Caixanova y Caixa Galicia sean Julio Fernández y José Luis Pego y que se garantice que la sede central de la misma esté en Vigo.

El alcalde defendió la necesidad de que esto sea así por el peso económico de la ciudad, por la solvencia de Caixanova “que tiene unas cuentas saneadas y solventes”, por la eficacia probada de su directiva y porque, “en contra de lo que ha pretendido el señor Feijóo que con la Lei de Caixas quiso regalarle la caja viguesa a Coruña”, quien garantiza la viabilidad de esta unión es la caja del sur.

Caballero aseguró que todos los informes económicos y las auditorías le han dado la razón en estos puntos y citó como prueba de ello que Caixa Galicia tendrá que vender 1.200 millones de activos y cerrar más de 200 oficinas para poder completar la fusión, mientras que Caixanova tiene capacidad para “seguir en solitario”. El alcalde acusó a PP y BNG de seguir las órdenes de sus direcciones en Santiago y de ser cómplices en su intención de vender la caja viguesa al norte.

Domínguez le recuerda al alcalde su promesa de no presentarse a las Minicipales si Caixanova no sigue sola

Las palabras del alcalde fueron contestadas, con extremada dureza, por su socio de gobierno y teniente de alcalde, Santiago Domínguez Olveira. Domínguez acusó a Caballero de montar un espectáculo para salir en la foto, enfatizó que le ha faltado humildad, “si uno habla de lo que sabe acabarán preguntándole hasta que no sabe, pero si admite su ignorancia le explicarán hasta que entienda” y coherencia, ya que “primero se opuso a la fusión, después estuvo de acuerdo en la misma y ahora habla de un proyecto común”.

El teniente de alcalde, echando mano de la hemeroteca, recordó a Abel Caballero que había vinculado su próxima candidatura a la Alcaldía a que Caixanova siguiese en solitario “si Caixanova no sigue sola no me presentaré a las elecciones, eso fue lo que dijo usted” y, con un recorte del diario El País en la mano le acusó de hacer demagogia “en la entrevista a este periódico decía usted que en este proceso no cabía la intervención política sino un acuerdo técnico entre ambas entidades, y ya ve donde nos ha traído”. Domínguez relató, ante la advertencia de Caballero de que había agotado su turno de palabra, las fechas de las declaraciones que había hecho el alcalde y las “evidentes” contradicciones en las que había incurrido, le pidió que recapacitase, le exigió que actuase como alcalde y le recordó que en este proceso “si alguien ha mantenido siempre la misma opinión ha sido el BNG, usted, no”.

El grupo socialista califica a Caballero de “valiente”

El portavoz socialista felicitó a Caballero por “haber tenido la valentía de convocar este Pleno”, recalcó que los socialistas de Vigo habían defendido en todo momento los intereses de la ciudad “algo que ustedes, señores del Bloque y del Partido Popular no han hecho, apostó por que fueran Fernández Gayoso y Pego quienes asumiesen la dirección de la caja fusionada “aunque no quiero personalizar esta cuestión” y en una sorprendente declaración indicó que “nosotros nunca nos opusimos a la fusión”, al tiempo que citó como una “fecha histórica” el 9 de febrero, día de la manifestación antifiusión convocada por el alcalde.

El PP acusa a Caballero de irresponsable

Por último, el líder del PP inició su intervención asegurando que el alcalde había pasado por todos los estados posibles “se ha opuesto a la fusión, ha defendido que la caja siga en solitario, ha hablado de acudir al FROB, ha defendido una absorción y ahora habla de un proyecto conjunto, usted va cambiando de opinión de una manera irresponsable”, dijo Chema Figueroa.

Finalmente, tras rechazar la moción del alcalde, que sólo fue apoyada por el grupo socialista, nacionalistas y populares dieron su apoyo a una propuesta conjunta en la que se apuesta por una “fusión paritaria y equilibrada“, aunque la misma no especifica ni quienes serán los componentes de los órganos de dirección ni la ubicación de la sede en Vigo.

También te puede interesar