RGPD - Cookies
Vigo al día

Los comerciantes de la ciudad afrontan la crisis con el mismo personal

comprasHan perdido ventas, pero son optimistas. Ese es, en seis palabras, el resumen que hacen los comerciantes de vigueses de la crisis que están pasando según se deduce del Informe de Coyuntura del Comercio Minorista, correspondiente al último semestre de 2009. El mismo fue presentado por el presidente de la Cámara de Comercio esta mañana junto con una estimación de lo que estos pequeños empresarios prevén que pasará a lo largo de 2010.

“Son mucho más optimistas que yo”, aseguró José García Costas, quien resaltó la importancia de este colectivo que engloba a 6.040 negocios en el área de Vigo. García Costas hizo hincapié en el hecho de que pese a esta “profunda recesión” este sector ha mantenido los puestos de trabajo que tenía antes de que se iniciase “con pequeñísimas variaciones” y que siga teniendo intención de mantener ese personal durante 2010, “algo encomiable ya que es precisamente el paro la mayor secuela que nos va a dejar esta crisis”, comentó el presidente de la Cámara.

Esta intención se mantiene pese a que el 82,8% de los pequeños empresarios encuestados han asegurado que sus ventas descendieron con respecto al último semestre de 2008. Este año, en contra de lo que pasó en el anterior, este descenso es más acusado en la alimentación, como declaró el 85,87% de quienes regentan tiendas de este tipo: para el 48,9% el negocio ha descendido “mucho o bastante” y el 20,72% se atreve a señalar que las mismas cayeron en más de un 30%.

Sin embargo, respecto al margen comercial, casi un 56% reconocen que sigue igual, el 42% está convencido de que ha descendido y un sorprendente 2,21% dice que ha aumentado. No es el caso de los detallistas de vestido y calzado que, en el 44% de los casos afirman que ha bajado y en un 9,8% que ese descenso es muy acusado.

Quizá por todo esto lo  más llamativo sea que el 90,33% haya mantenido en nómina a sus empleados, el 7,5% asegure que el recorte ha sido mínimo y sólo el 2,21% confirme que ha tenido que despedir a mucho personal. Esta tendencia se mantiene para el primer semestre de este año, ya que el 95,3% aseguran que no prescindirán de trabajador alguno e incluso hay un 11,3% que está pensando en invertir en mejoras para su establecimiento.

Claro que no todo es bueno: el 20,7% contestó sobre el futuro que las ventas seguirán cayendo y lo harán “mucho”, frente al 33,7% que están convencidos de que la bajarán algo, aunque el 77% manifiesta que no se moverán los márgenes comerciales. La sensación es mucho más acusada entre quienes trabajan ropa y calzado, que tienen para este año “las peores expectativas”.

También te puede interesar