Galicia Vigo al día

Las cajas estiran la negociación en busca de mejores condiciones

Julio Fernández Gayoso y Manuel Varela junto al presidente de la Xunta, Núñez Feijoo.
Julio Fernández Gayoso y Manuel Varela junto al presidente de la Xunta, Núñez Feijoo.

Gayoso y Varela siguen intentándolo. A tres días de que se acabe el plazo dado por el Banco de España para tener claro el futuro del mapa financiero español, no parece haber una decisión firme. Tras un fin de semana de reuniones y contactos parece que el acuerdo sobre una futura fusión se ha enquistado, a pesar de que ya se daba por hecho.

Caixanova y Caixa Galicia han vuelto a reunirse hoy con dos objetivos muy distintos: la caja coruñesa para hablar de forma oficial y formal de una fusión y la viguesa para estudiar la viabilidad de la operación, ya que calcula que la operación costará bastante más que los 1.900 millones de euros del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria que marcaba KPMG en una auditoría externa pedida por la Xunta.

Mientras, Caixanova intenta forzar la máquina y conseguir el doble de ayudas públicas y unos tipos del 2 por ciento para hacer la operación más llevadera aunque todo apunta a que el acuerdo ya está cerrado y que Caixa Galicia venderá parte de sus activos para lograr la paridad en la fusión.

Según pudo saber Vigoalminuto de fuentes cercanas, las sedes de Caixa Atlántica o Caixa do Atlántico, nombre que llevaría la nueva entidad, se repartirían entre Vigo y A Coruña: la dirección general se quedaría en el sur liderada por José Luis Pego (director general de Caixanova) y la presidencia en el norte llevada por José Luis Méndez (director general de Caixa Galicia). Para Gayoso, la dirección vitalicia de la obra social.

La alternativa a la fusión entre ambas entidades gallegas sería unirse a otras cajas españolas a través de un sistema institucional de protección: Caixa Galicia lo haría con Caja Madrid, mientras que Caixanova con alguna entidad de Asturias o Cantabria.

También te puede interesar