RGPD - Cookies
El Lector

El agua potable, fundamental en los países empobrecidos

FUDEN (Fundación para el Desarrollo de la Enfermería)/ El agua potable es esencial para la salud humana. Sin embargo, en el mundo hay más de 1.000 millones de personas que no tienen acceso a ella. Otros 2.600 millones carecen de saneamiento ambiental básico, según Naciones Unidas. Con motivo del Día Mundial del Agua, la Fundación para el Desarrollo de la Enfermería (FUDEN) demanda a los organismos internacionales la aplicación de políticas dirigidas a garantizar el acceso de toda la población a unos recursos hídricos de calidad.

Los países empobrecidos carecen de las instalaciones necesarias para el tratamiento de las aguas residuales, lo que provoca la contaminación del agua potable y la convierte en la principal causa de enfermedades y de muerte. “La falta de este tipo de infraestructuras higiénicas provoca la acumulación de excretas que se convierten en un foco de infecciones y pueden provocar el desarrollo de enfermedades infectocontagiosas. Si dotas a la población con una letrina eliminas esos riesgos”. Es la reflexión del enfermero alicantino José Manuel Hernández, cooperante de FUDEN encargado de coordinar el proyecto para mejorar las condiciones higiénicas y sanitarias de la población de los bateyes de la provincia de Monte Plata, una de las zonas con mayor riesgo de exclusión social de la República Dominicana, en la que viven, sobre todo, inmigrantes procedentes de Haití. La iniciativa, ejecutada con el apoyo de instituciones como la Diputación de Valencia y el ayuntamiento de Alicante, está dotando a la zona de letrinas y bombas de agua que permiten reciclar las aguas fecales y canalizar los recursos hídricos.

La mejora de las condiciones higiénicas y sanitarias de la población evita la propagación de enfermedades relacionadas con la contaminación del agua como la diarrea, que provoca cada año la muerte de 1,7 millones de personas, en su mayoría niños menores de 5 años, según los datos de la OMS. Esta situación se agrave en los países africanos, donde incluso los centros sanitarios carecen de sistemas adecuados de canalización y agua potable. Es el caso del Hospital Dr. Ayres de Menezes de Santo Tomé y Príncipe. Allí FUDEN, en colaboración con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, está llevando a cabo de rehabilitación y mejora de las condiciones de salubridad del centro sanitario.Disponer de agua corriente en un hospital es básico. Ahora tienen agua dos horas al día, suele ser de madrugada. Tienen que llenar bañeras de agua, luego la pasan a cuencos y la emplean para su higiene, para limpiar el suelo…Una vez se lleven a cabo las obras de reforma y se garantice el acceso al agua van a mejorar de manera significativa las condiciones de higiene y va a disminuir la transmisión de enfermedades infecciosas”, explica la enfermera Ester Iruarrizaga Calvo, encargada de coordinar la puesta en marcha del proyecto.

‘Agua limpia para un mundo sano’ es el lema elegido por la ONU para celebrar el Día Mundial del Agua, hoy 22 de marzo. Cuando faltan cinco años para lograr las Metas de Desarrollo del Milenio, FUDEN recuerda que aún resta mucho trabajo por realizar para lograr el cumplimiento del séptimo objetivo, reducir a la mitad la proporción de personas sin acceso sostenible a los servicios esenciales de saneamiento y agua potable. Por ello, resulta necesaria la puesta en marcha de proyectos que garanticen el acceso de toda la población a unos recursos hídricos de calidad, un aspecto fundamental para cuidar la salud humana y mantener un medio ambiente sano.

También te puede interesar