RGPD - Cookies
Vigo al día

La ciudad podría recuperar los terrenos de Cánovas del Castillo si Cruz Roja cierra el hospital

El Concello reclamará a Cruz Roja los terrenos de Cánovas del Castillo, donde está el Hospital y rescindirá el convenio de cooperación que tiene con esta entidad si sigue adelante con su pretensión de cerrar el centro médico antes de junio. Así se lo ha hecho saber por carta el alcalde a la presidenta autonómica de este organismo. Abel Caballero recordó que el hospital está enclavado en terrenos cedidos para este fin y que si deja de prestar atención médica tendrán que volver a titularidad municipal.
La rescisión del convenio con esta entidad acabaría con los programas de Atención a Discapacitados en la Playa, el Centro de Día para Mayores, que atiende a 25 personas, el Plan de Envejecimiento Saludable o el soporte que hacen sus voluntarios en las playas de la ciudad durante el verano.

Un ERE que afecta a 70 personas
El pasado día 2 la ONG presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) del total de la plantilla que, cuyos integrantes tienen entre 50 y 60 años y que en muchos caos pueden acreditar una antigüedad de 3 decenios. El ERE, que debe ser aprobado o rechazado por la Consellería de Traballo antes del 2 de marzo, dentro de 12 días, contempla una indemnización de 22 días por año trabajado para los 70 trabajadores. Cruz Roja ya ha empezado el traslado de los enfermos que ocupan las 70 camas del hospital, en su mayoría personas mayores y todos con enfermedades de larga duración, después de que a finales del año pasado denunciase el convenio que tiene con la el Servizo Galego de Saúde (SERGAS) por el cual ingresaba 1.617.000 € este año.

Esta cantidad, según la Cruz Roja, es insuficiente para afrontar un déficit “endémico” que en 2009 superó el medio millón de euros. Por ello solicitó a la Xunta que incrementase las ayudas por paciente, lo que supondría una cantidad adicional de 260.000 € para este año, algo que ya había hecho el gobierno de Touriño en 2008 y que había apalabrado para el caso de que siguiese al frente del ejecutivo autonómico, pero que nunca llegó a firmarse. Precisamente esto es lo que ha reclamado el alcalde al presidente Feijóo en la segunda de las misivas que ha escrito para intentar arreglar esta situación, tal y como se comprometió con el Comité de Empresa.
El SERGAS no tiene previsto seguir con él
Sin embargo, seguir con este hospital no entra en los planes de la concelleira Farjas, que en su presentación de la nueva organización sanitaria de la ciudad no lo incluía. Y es que Sanidade no está dispuesta a gastarse los 3,8 millones de euros que costaría rehabilitar las seis plantas de este edificio de 65 años de antigüedad y casi 2.500 metros cuadrados, cantidad a la que habría que sumar otros millones anuales que le costaría al Sergas mantenerlo abierto.
Concentraciones
Mientras el despido se cierne sobre ellos, los trabajadores se manifiestan a diario delante del hospital y denuncian la mala gestión que ha hecho Cruz Roja en el mismo y citan el caso del centro de día, cerrado desde hace dos años, pese a que está completamente renovado, administración de la que culpan también a la Xunta, por no haber asumido su dirección como se ha hecho en otras comunidades autónomas “precisamente eso fue lo que evitó cerrar varios de ellos”, recalcan los representantes sindicales.

También te puede interesar