RGPD - Cookies
Vigo al minuto

Caballero, en franca minoría

alcaldeEl Pleno del Concello no ratificó el acuerdo del Consello Económico e Social del pasado día 28. Cuando se llevaba una hora de debate el teniente de alcalde y socio de Abel Caballero anunció que no secundaría ese acuerdo y mantuvo su voto en contra, que sumado al de los concejales del PP dio el resultado de 9 votos a favor de la tesis del alcalde y 18 en contra.

El mismo resultado estaba a punto de producirse en la segunda votación, la que debía dar el respaldo de la ciudad al acuerdo del Parlamento de Galicia por el que se reformó la Lei de Caixas y los pasos que se han dado ya para la fusión de Caixanova y Caixa Galicia

Abel Caballero

La reunión de la Corporación empezó con la intervención del alcalde quien demandó que se presentasen datos que avalasen una fusión con Caixa Galicia “ya que yo voy a dar los objetivos”. Caballero indicó que Caixanova tiene una liquidez de 6.315 millones, que le permitirán cumplir sus compromisos durante los próximos 11 años; señaló que este año presentó 161,5 millones de beneficio consolidado, tiene un ratio de solvencia de 12,20 “la que plantea como objetivo la auditoría de KPMG para la caja fusionada para dentro de 5 años”; y rechazó que no tuviese el tamaño adecuado para seguir en solitario “porque es igual que el Banco Pastor o que Caja Sol”.

¿”Por qué entonces la fusión?”, se preguntó el alcalde, y señaló que era para solucionar con Caixanova los problemas financieros del norte de Galicia y denunció que el presidente de la Xunta conocía “y ocultó a los gallegos” un acuerdo de fusión entre Caixa Galicia y Caja Madrid. “Eso es lo que pretende el señor Feijóo: entregarle Caixa Galicia a Caja Madrid y ha pensado que mucho mejor si va con Caixanova incluida”.

Santiago Domínguez, BNG

El representante del BNG indicó que su formación defiende Vigo y que por ello defiende la fusión ya que la alternativa a la misma es una unión con otras cajas, un SIP “lo que implicaría la creación de un banco que debería tener su sede en Madrid”. Domínguez se mostró convencido de que es imposible que Caixanova siga en solitario porque se lo impide un decreto, el conocido FROP, “aprobado por el gobierno socialista”. Domínguez acusó al alcalde de ocultar información a los ciudadanos al no decir que esto es lo que pasará y aseguró que a Caballero sólo le movía el salvaguardar los intereses de su partido que, “con el PP” quiere repartirse el sistema financiero; “usted quiere que Caixanova vaya a la órbita del PSOE, no le interesa que se quede aquí”.

El BNG defendió una fusión paritaria, negó que este fuese un proceso de absorción y se mostró dispuesto a firmar que Caixanova continuase en solitario “si el Gobierno lo garantiza, el Bloque está dispuesto a firmar eso”.

Chema Figueroa, Partido Popular

Por último, el portavoz del Partido Popular acusó al alcalde de “mentir” al hablar de solvencia y liquidez de Caixanova, entidad que, señaló, había vendido “las joyas de la corona, como Fenosa”. Chema Figueroa señaló que Caballero también sabía que Caixanova no podía continuar en solitario “¿si no por qué está a favor de un SIP?” y le recordó que para que esta entidad pudiese seguir en solitario debe tener, al menos 50.000 millones en activos “ lo que la caja no cumple en este momento”.

Figueroa aseguró que el alcalde sólo velaba por sus intereses partidistas, que estaba vendiendo a Caixanova “por un puñado de votos” y le señaló que es debate debía de tenerlo con el alcalde de A Coruña “el señor Losada, que es de su mismo partido”. El portavoz popular se comprometió a luchar para que la sede social de la nueva entidad fusionada estuviese en Vigo y le espetó a Caballero que era un “irresponsable político y personal, pues al poner en duda la solvencia de cualquiera de las entidades debilita la credibilidad del sistema financiero y facilita que desaparezca Caixanova, que es lo que pretende”.

 

También te puede interesar