RGPD - Cookies
Comarcas

En marcha la moción de censura en O Porriño

fRANCÉSEl que dentro de unas horas será ya ex alcalde de Porriño llegó entre aplausos a la Casa do Concello, con la vara de mando en la mano y acompañado por la ex alcaldesa de Mos y el portavoz del Bloque Nacionalista Galego en el Parlamento de Galicia, Carlos Aimerich.
El salón de Plenos, al que hubo que limitar la entrada una vez que el público se amontonaba en pasillos y delante del estrado donde se reúne la Corporación, se quedó muy pequeño y más de 500 vecinos tuvieron que esperar delante del ayuntamiento siguiendo la sesión por dos pantallas gigantes de televisión.

El edificio, que estaba rodeado por fuerzas de la Policía Local y de la Guardia Civil, parecía desierto por dentro pues los funcionarios se turnaban para seguir la sesión desde una de las puertas laterales y las escaleras próximas al salón.

En primer ligar tomó la palabra el candidato a la Alcaldía propuesto por PP, Independentes do Porriño y Ciudadanos de Porriño, Nelson Santos, quien acusó a Francés de haber paralizado “el concello más industrializado de Galicia”, le achacó haber casi duplicado la deuda “que ha pasado de 12 millones en 20003, cuando usted llegó al gobierno a los más de 20 actuales” y se preguntó ¿qué ha hecho con los 13 millones que ingresó el Concello por las licencias del Plan Xeral?”.

Santos indicó que la única gestión que puede presentar el BNG “que ha gobernado con 3 concejales e incluso con 2, a causa de sus divisiones internas”, ha abandonado a las parroquias, han generado más de un 20% de paro “hoy hay 2.000 porriñeses sin trabajo”, señaló que el alcalde saliente nunca ha tenido capacidad de diálogo, ni con el PSOE ni con el resto de los grupos políticos y que incluso “se hha visto criticado por la CIG por su política de personal”.

Francés tomó la palabra afirmando que traía un discurso preparado pero que, ante la falta de propuestas del candidato, no iba a leerlo. Contestó a las acusaciones de división en el Gobierno llamando a cada uno de sus concejales por su nombre de pila para que ratificaran “que somos un goberno forte e unido”. El todavía alcalde indicó que el padrino “e quen paga a dote desta boda de conveniencia é o presidente da Deputación, o señor Rafael Louzán”.

Francés aseguró que la derecha “que tivo o goberno perante 22 anos, non deixou nen un metro de saneamiento feito”, señaló que los nuevos socios presentaron la moción por medio de un alcalde porque “creen que veñen a mercar unha finca ou repartir unha heredanza”, y acusó a los tres grupos de haberle dejado el gobierno pensando que “duraría 15 minutos e para desfacerse de Barros, pero en seis anos fixemos máis polos veciños que vos en 22”.

El edil acabó su intervención señalando que su gobierno “que é honrado” se iba con la cabeza alta “como fan os gobernos democráticos e trabajadores”.

También te puede interesar