Vigo al día

La nueva caja estaría bien repartida

Ni para ti ni para mi. Para evitar envidias y problemas, la Xunta estudia dividir en cuatro ciudades gallegas la sede de la entidad resultante de la hipotética fusión de las cajas gallegas Caixanova y Caixa Galicia. Según este reparto, se separarían las sedes de negocio bancario, la de participaciones industriales, la de obra social y la fundación cultural, situando cada una de ellas en un punto distinto de la geografía gallega. A punto de terminar el año, aún no se ha tomado una decisión sobre la fusión, aunque sí se ha planteado esta opción a las entidades afectadas y será uno de los puntos a debatir sobre el protocolo de fusión en los nuevos consejos de administración.

Mientras, Julio Fernández Gayoso, alma y emblema de Caixanova y actual presidente de la entidad, tendría que jubilarse al aprobarse la nueva Lei de Caixas, ya que en ella se fijan los 70 años como edad límite para ser miembro de una asamblea o de un consejo de administración. Eso a no ser que se haga una excepción, contemplado para personas que hayan ocupado puestos en los órganos de gobierno en el momento de la entrada en vigor de la ley y que no continuasen en ellos tras la renovación.

También te puede interesar