RGPD - Cookies
Galicia

El acuerdo sobre la nueva Lei de Caixas supone la jubilación de Julio Fernández Gayoso

Pase lo que pase con la fusión, el hombre que impulsó la creación de la Universidade de Vigo, hizo una de las apuestas más sólidas por la cultura de la historia de Galicia y que llevó a Caixanova a ser una de las cajas más importantes de España, tendrá que dejar la caja

Julio Fernández GayosoLas discrepancias ya sólo están en la elección de algunos representantes de las entidades, pero hay acuerdo en todo lo demás. PP, BNG y PSdG-PSOE, cerraron la ponencia para la reforma de la Lei de Caixas con consenso en la representación que tendrá a Xunta y la integración de las asambleas generales, según aseguraron el popular Pedro Puy , el socialista Xaquín Fernández Leiceaga y el nacionalista Fernando Blanco por el BNG. El texto pasará a la Comisión de Economía del Parlamento, pero será ya con un pacto cerrado, de manera unánime, en 20 artículos de la nueva ley.

Uno de estos artículos señala que se limitará a 70 años la edad del director general, lo que supone que, haya fusión o no, el presidente de Caixanova, Julio Fernández Gayoso, deberá dejar su cargo; además la Xunta tendrá un 20% de representación en los órganos de gobierno de las entidades, esos representantes deberán ser elegidos por el Parlamento a propuesta de cada uno de los grupos, eso sí, los candidatos no podrán estar en el ejercicio de cargo público alguno y tampoco podrán ser mayores de 70 años. También hay consenso en que el gobierno autónomo disponga de capacidad de veto en relación con las alianzas que puedan proponer las cajas, ello deja en manos de la Xunta el permitir o no los SIP, una de las alternativas que proponía Caixanova a la fusión.

Las diferencias, mínimas

¿Dónde están las mayores discrepancias? Las plantean los socialistas y se refieren a la forma de designación del 10% de miembros de entidades representativas. Estos cargos,16 de los 160 que compondrían la asamblea, se repartirían a partes iguales entre la Confederación de Empresarios, los sindicatos, los miembros del Consello Económico e Social que no representan ni a patronal ni a trabajadores y entidades benéficas.

PP y BNG creen que debería ser la Consellería de Facenda la que haga el nombramiento, algo con lo que no concuerdan los socialistas. En cuanto a los ayuntamientos, el actual sistema, que querrían mantener PP y BNG, reserva un tercio de los representantes a ayuntamientos pequeños y medianos que se reparten por sorteo.

El PSdeG desea que la representación sea proporcional a los depósitos de clientes, lo que según los populares, daría la mayor parte de los representantes a las grandes ciudades. Tampoco hay coincidencia en el sorteo para elegir a los representantes de los impositores: PP y BNG quieren que sea directo.

También te puede interesar