RGPD - Cookies
Deportes

Cuando dominar no es suficiente

El Celta sólo consigue arrancar un empate de Salamanca (1-1).

Un momento del partido. Foto: www.celtavigo.net
Un momento del partido. Foto: www.celtavigo.net

Nunca tanto esfuerzo tuvo tan poca recompensa. El Celta sólo pudo sacar un punto del Helmántico de Salamanca a pesar de dominar durante todo el partido, creando varias ocasiones desde el principio, aunque la diosa Fortuna estaba mirando para otro lado. Sólo pudieron salvar el empate tras un lanzamiento de falta de Trashorras.

Con la miel aún en los labios tras la victoria en Copa tanto del Celta como del Salamanca, los de Eusebio no querían soltar el balón ni dar oportunidades a los salmantinos. Decididos, la presión céltica hizo sucumbir a los castellano-leoneses, que sólo llegaban a la portería celtiña en las jugadas a balón parado.

A la media hora de juego, el ritmo empezó a decaer: el Celta tenía que contenerse, ya que tenía a sus dos centrales amonestados. Ni un gran pase de Iago hacia Abalo ni todos los intentos de Trashorras pudieron frenar el jarro de agua fría que llegó tras el descanso: a los 30 segundos Despotovic consiguió batir la portería de Falcón con un lanzamiento cruzado.

Los vigueses no hicieron esperar su respuesta: con un gol anulado de Saulo anulado por un fuera de juego más que dudoso, el Celta puso todo su empeño en remontar la situación. Un lanzamiento de falta de Trashorras entró directo a la portería del Salamanca en el minuto 16, igualando la situación.

La victoria se resistía a llegar incluso tras una espectacular chilena de Iago mientras el Salamance se aferraba al empate y se quedaba con 10 jugadores tras la expulsión de Rossato.

También te puede interesar