RGPD - Cookies
Destacados Vigo al minuto

La CIG pide al Concello que rescinda ya el contrato a Vitrasa

Por el incumplimiento del convenio y del pliego de servicios

As persoas perceptoras do Ingreso Mínimo Vital seguen sen poder ir en Vitrasa de xeito gratuito

La sección sindical de la CIG en Vitrasa ha reiterado su oposición al recorte de salarios aunciado por la concesionaria del transporte público de Vigo y ha instado al Gobierno municipal a rescindir el contrato a Vitrasa, por incumplimiento el convenio y el pliego de condiciones del servicio.


Protestas

Desde el sindicato anuncian que, acabada, sin acuerdo, la mediación por la aplicación de ese convenio, «que pretende la compañía Avanza», da por terminada la vía de la negociación y anuncia la convocatoria de protestas.

Recorte de salarios en un 30%

En este sentido, recuerdan que la empresa solicitará un arbitraje para forzar una resolución final del conflicto, provocado por su intención de reducir los salarios un 30% o que queda de 2022 y un 14% en 2023, basándose en las pérdidas durante la pandemia y las ‘posibles pérdidas’ en 2022 y 2023.

Al mismo tiempo, Vitrasa quiere aumentar la jornada de los trabajadores, incluir medidas de flexibilización de la misma, eliminar el plus de absentismo que cobra anualmente e, incluso, dejar de dar a los empleados ropa de abrigo el próximo invierno.

Los trabajadores, los últimos en cobrar

Además de todo ello, insisten desde la CIG, si el balance de cuentas de 2023 fuese positivo, primero se dedicarían las ganancias a recuperar las pérdidas de los años 2020 y 2021 y, de seguir en números positivos, el resto para restaurar a los trabajadores su rebaja de salarios.

Al mismo tiempo, pese a que Vitrasa ya cobró 5,7 millones para ‘reequilibrar’ sus cuentas, mantiene un contencioso contra el Concello de Vigo por la reducción de ingresos de los dos últimos años, debido a la pandemia, por los que reclama a 16 millones de euros más.

Un patrimonio de casi 50 millones de euros

Por todo esto, insisten desde la CIG, Vitrasa mantiene un patrimonio neto de más de 50 millones de euros, “por lo que son totalmente solventes pero, a pesar de ello, utilizaron al personal para presionar al Concello, como se vio en dos ocasiones, cuando atrasaron el abono de salario y crearon, innecesariamente, un conflicto«.

«Cuentas muy poco claras»

La central sindical explica que una vez examinadas las cuentas anuales presentadas por la concesionaria, los economistas de la CIG concluyen que las mismas «son muy poco claras» y las pérdidas de ingresos «totalmente volubles y a criterio de los administradores que las presentan».

Como ejemplo subrayan que para apoyar la solicitud de inaplicación se presentaron hasta tres cuentas de resultados, realizadas por diferentes auditorías externas «y ninguna reflejaba las mismas cifras«.

Además, «el balance de gastos lanza cifras de otras empresas en las que Vitrasa participa, incluso del grupo Avanza, y se incluyen en gastos anuales partidas como la compra de autobuses, que anterioremente se repartían en varios años como amortizaciones a largo plazo».

También te puede interesar