RGPD - Cookies
Destacados Vigo al minuto

En total, se talarán 54 árboles de Gran Vía y se trasplantarán otros 74

Un estudio de 2017 detallaba el mal estado en el que estaban

En total, se talarán 54 árboles de Gran Vía y se trasplantarán otros 74

Un informe de 3 de octubre de 2017 es el que ha esgrimido el alcalde como base para justificar la tala reciente de los árboles de Gran Vía. Abel Caballero explicó hoy que se hizo cuando se proyectaron las rampas mecánicas para toda la avenida: desde el cruce de Maria Berdiales hasta el de Nicaragua.

Las rampas, tras los reparos de la Dirección Xeral de Patrimonio, tendrán que hacerse en dos fases: la primera, licitada en septiembre de 2018 e inaugurada en diciembre de 2020 -entre los cruces de María Berdiales y Venezuela- y la segunda, cuyas obras empezaron el pasado 4 de febrero , de Venezuela a Nicaragua.

Talar 54 árboles y trasplantar 74

El resumen de este informe, dice que «como consecuencia del estado de los árboles, desde el punto de vista del riesgo y en aras de evitar posibles daños a terceros», es necesario talar 54 de ellos -41 castaños de indias y 13 tilos- y trasplantar otros 74 -en concreto, 45 camelios y 29 naranjos amargos-«entre las rúas Urzáiz y Nicaragua».

Riesgo de caída

Los árboles talados presentaban un índice de riesgo de caída de entre 10 y 11 puntos, en una escala cuyo máximo es 12, y todos ellos, de acuerdo con el mismo estudio, tenían problemas de ‘confinamiento; ‘pudrición’; daños en tronco y ramas; ataques de hongos o un riesgo de fractura que oscilaba entre un 30% y un 60%.

Plantados muy cerca de las viviendas

Los ejemplares, plantados hace más de medio siglo, «crecieron y crearon problemas de interacción con las viviendas», apunta el estudio. A juicio de sus autores, ello se debe a un «error en la elección de especie para ese lugar: árboles con un desarrollo demasiado grande para su ubicación».

Acción de hongos

Las quejas subsiguientes, continúa el informe, provocaron que las empresas de mantenimiento los podasen reiteradamente durante más de 20 años. Estas podas abrieron «numerosas vías de entrada a hongos patógenos y crearon copas artificiales sobre los mencionados cortes inestables, generando árboles potencialmente peligrosos«.

Alto riesgo

El alcalde declaró ayer que los últimos árboles se talaron para evitar un accidente como el que sucedió en octubre en Mondariz-Balenario. Caballero enfatizaba así el riesgo que suponía mantenerlos en su lugar…pero esta afirmación suscita una pregunta: ¿ por qué motivo, si existía ese peligro de caída en 2017, cuando se encargó el estudio sobre el estado de los árboles, se ha tardado más de 4 años en talarlos?

También te puede interesar