RGPD - Cookies
Destacados Vigo al día

Guerra pagó la afiliación al PP de Vigo a 19 «familiares y allegados», algo que permiten las normas del partido

La otra candidatura habla de «pucherazo»

Javier Guerra, candidato a la Presidencia del PP de Vigo

El senador Javier Guerra, que quiere optar a la Presidencia del PP de Vigo el próximo día 18, negó que haya cometido irregularidad alguna. Desde su candidatura indican que poner su número de cuenta corriente en 19 solicitudes de afiliación al Partido Popular local no va en contra de las normas.

Esas normas, afirman, permiten el pago desde una sola cuenta bancaria de la cuota de personas afiliadas de una misma familia, que es el caso de 19 solicitudes presentadas estos días. Esas personas, recalcan en una nota enviada a los afiliados del PP de Vigo, son «familiares y allegados» del senador, por lo que no habría irregularidades.

Carta del secretario de Organización del PP

El PP de Madrid no ve irregularidad

Alberto Casero, secretario de Organización del PP de España, remitió una carta a Javier Guerra en la que indica que la comunicación que envió a la Presidencia Provincial de partido en Pontevedra, tenía la «intención de aclarar posibles confusiones y evitar irregularidades que pudiesen dar lugar a futuras impugnaciones de los procesos electorales».

A juicio de la candidatura de Guerra, el secretario de Organización «desmiente al Comité Organizador del Congreso del PP de Vigo» que, como informó vigoalminuto, «utilizó esa carta para acusar a Javier Guerra de haber afiliado irregularmente a personas con la intención de influir en el resultado del Congreso».

Los familiares afiliados no podrían votar en el Congreso del PP de Vigo

De hecho, en la aclaración a Guerra, el secretario de Organización del PP dice que no hacía referencia a un número concreto de afiliaciones, «ni, por supuesto, a ningún nombre en concreto». Además de ello, aclara, «nunca» se habría incorporado a esas personal al censo electoral del Congreso local de Vigo.

La otra candidatura habla de «pucherazo»

Antonio Martiño, miembro del equipo de Marta Fernández-Tapias, candidata a la presidencia del Partido Popular en Vigo, califica de «inverosímiles y poco convincentes» las explicaciones ofrecidas por Javier Guerra después de su «intento de pucherazo».

Martiño recalca que «es Génova [calle donde está la sede central del PP en Madrid], concretamente la Secretaría de Organización la que alerta a la  Comisión Organizadora del Congreso en Vigo de un más que dudoso proceso de regularización y pago de cuotas». Antonio Martiño cree que significa que entiende que «Javier pagó con su dinero las afiliaciones porque esperaba que esas personas pudieran votar en el Congreso«.

«Objetivo claro de influir en el Congreso»

Para reforzar su argumento, Martiño señala que «es evidente que el pago de la afiliación a una veintena de personas desde su cuenta corriente personal tenía el objetivo claro de influir en el Congreso». Y añade, «al igual que las otras 16 afiliaciones desde cuentas corrientes de personas muy próximas al candidato«.

El representante de la candidata Fernández-Tapias señala que es la fecha de convocatoria del congreso, que no se conocía en el momento en el que Guerra realizó las afiliaciones con su dinero, «la que ha evitado el intento de pucherazo». «Él creía que podrían votar», insiste.

«¿De verdad nos quiere hacer creer esto?»

Con cierta ironía asegura conocer el significado de la palabra «familiar y allegado» para cuestionar que «casualmente los 35 nuevos afiliados no solo compartan grado de consanguinidad, sino también cuenta corriente«. «¿De verdad nos quiere hacer creer esto?«, se pregunta.

También te puede interesar