RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?' Galicia

El sindicato de Enfermería rechaza que las pruebas de COVID-19 se hagan en las farmacias como quiere el Sergas

Advierte de que deben realizarse en centros sanitarios y con profesionales del Sergas y no en establecimientos comerciales privados

El Sindicato de Enfermería (SATSE) rechaza, rotundamente la intención del Servizo Galego de Saúde (SERGAS)s de llevar a cabo las pruebas rápidas serológicas de doble banda en las farmacias.

SATSE advierte de que hay que realizar una técnica que debe completarse en los centros de salud del propio sistema sanitario. «Es el sistema de salud quien debe asumir esa responsabilidad».

Riesgos para la seguridad

En el mismo sentido el Sindicato muestra su rechazo ante los riesgos que supondría para la seguridad de los ciudadanos, y ha defendido que sean realizadas siempre por el personal sanitario que, como las enfermeras/os u otros profesionales, tienen la cualificación para hacerlo con plenas garantías.

«En realidad deben ser realizados en los centros sanitarios y con profesionales del Sergas y no en establecimientos comerciales privados», indica la secretaria general del sindicato en Galicia.

«Lo que puede empezar de forma altruista tiende a convertirse en un gravamen más para el servicio de salud», advierte Carmen García Rivas.

Las farmacias no tienen las condiciones mínimas

Asimismo, SATSE apunta las farmacias no reúnen, en absoluto, las condiciones adecuadas de seguridad para garantizar la protección de los ciudadanos. Entre esas medidas están la delimitación de circuitos  seguros de tránsito de personas; gestión de residuos generados contaminados; personal cualificado para la realización e interpretación de las pruebas y el traslado de los resultados a la historia clínica de cada ciudadano en la sanidad pública.

Aumento de plantillas

SATSE insiste en la necesidad de reforzar las plantillas de enfermeras/os y que la Consellería de Sanidade elabore un Plan Estratégico al respecto. Así se lo ha comunicado la central en una carta urgente al conselleiro de sanidade, Julio García Comesaña.

También te puede interesar