RGPD - Cookies
Sucesos Vigo al día

Agentes de la Policía Local advierten de que sólo en un 30% de las terrazas de Vigo se cumplen las normas

Aseguran que están «desbordados» y que es «imposible»controlar que se respeten

Terraza Vigo desconfinamiento

Agentes de la Policía Local advierten de que en «no más de un 30%» de las terrazas de Vigo se cumplen las normas establecidas por el Gobierno.

Los policías aseguran que están «desbordados» y que es «imposible» que puedan controlar a diario que estos establecimientos se atengan a la regulación actual.

Nada de distancia de 2 metros

Entre los incumplimientos más frecuentes está el «desprecio general» al mantenimiento de la distancia de 2 metros.

«Se incumple en la amplia mayoría de las terrazas», donde no existe esa separación entre ocupantes de una mesa y de otra.

Esta situación, indican, se debe a que son pocos los bares y cafeterías que tienen colocadas sólo la mitad de las mesas, como establece la norma.

Sin espacio suficiente para los peatones

Tampoco se deja espacio suficiente para que los peatones guarden la distancia de seguridad. «Las mesas ocupan aceras, en algún lugar, parte de la calzada, hasta están en parques».

Los policías recalcan que las normas dictadas por el Ministerio de Sanidad dejan claro que las mesas deben de ser el 50% de las que había antes y debe llevarse a cabo un incremento proporcional del espacio peatonal en el mismo tramo de la vía pública en el que se ubique la terraza.

‘Aflojamiento’ en las medidas higiénicas

Para los agentes hay un «relax» en el seguimiento de las medidas de limpieza y de desinfección.

Recuerdan que hay que limpiar mesas, sillas y cualquier otra superficie de contacto entre un cliente y otro, algo que «se hacía al principio, pero pasados los días no se lleva con el mismo rigor».

Además, indican, en muy pocos casos los establecimientos cuentan con dispensadores de geles hidroalcohólicos y «tampoco se da prioridad a los pagos con tarjeta».

Tampoco cumplen los clientes

Los policías insisten en que el incumplimiento de las normas es más patente por parte de los clientes de bares y cafeterías.

«No se ve en casi ninguna terraza que se guarde esa ‘distancia social’ de, al menos un metro o metro y medio», tanto entre personas que están en la misma mesa como con los ocupantes de otras.

Es «habitual» que haya contacto entre clientes, entre sus sillas y las sillas de la mesa de al lado y también que no haya «ni medio metro» entre quienes están en la terraza y los peatones.

Una situación que se ha transmitido al Concello

Estas circunstancias, «tanto el hecho de que estamos desbordados, como que no están siguiéndose las normas», son conocidas por los mandos de la Policía Local y por los responsables del Gobierno municipal.

Las órdenes que se les han dado es que se denuncie cuando haya incumplimientos muy serios y que, en otros casos, se realicen advertencias verbales que, si son reiteradas «sí pueden suponen una denuncia».

En la mayoría de las calles no es posible ampliar las terrazas

Sin embargo, estos agentes creen que estas instrucciones no son compatibles con el anuncio del alcalde de permitir el aumento de la superficie de las terrazas.

«En algunos casos sí es posible dar más espacio, pero en la mayoría, no». Esto es así porque no lo permite ni la situación de los locales, ni el ancho de las aceras, ni las características de las calles...»hasta el tipo de mesas y sillas de algunos establecimientos».

«Las calles son de los peatones»

Eso reiteró el martes el alcalde, al tiempo que anunció la concesión de permisos para nuevas terrazas o para la ampliación de algunas existentes.

Abel Caballero informó de que hay 615 terrazas de bares y cafeterías en Vigo. De ellas, 340 tienen licencia desde el año pasado; 174 pidieron más espacio y 101 son terrazas nuevas.

Ninguno de estos establecimientos paga un céntimo por ocupar la vía pública, recordó Caballero, quien enfatizó que ese ‘coste cero’, aplicado desde hace diez años, supone millones de euros de ahorro para estos negocios.

El alcalde apostó por facilitar que estos locales puedan ganar dinero pero, subrayó, «la prioridad son los peatones y si no se cumplen las normas intervendrá la Policía Local».

También te puede interesar