RGPD - Cookies
Galicia

@UNICEFGalicia alerta de la relación de pobreza y obesidad: un 23% de los niños gallegos tienen sobrepeso

UNICEF alerta de que cerca de uno de cada cuatro niños y niñas de 2 a 17 sufre obesidad o sobrepeso en Galicia, según la Encuesta Nacional de Salud del Ministerio de Salud, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de España. La media estatal sitúa la situación de obesidad o sobrepeso en un 28,6%.

España es uno de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) con mayores tasas de sobrepeso y obesidad, situándose en el puesto 10 de 41.

Las alarmantes proporciones que está tomando la obesidad infantil supone un problema grave de salud que se debe abordar con urgencia. «El exceso de peso es la enfermedad más frecuente en la edad pediátrica» resalta Rosaura Leis, Profesora Titular de Pediatría en la Universidade de Santiago de Compostela (USC) y Coordinadora de la Unidad de Nutrición Pediátrica en el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS).

Dietas pobres y pobreza

Las dietas pobres están dañando la salud de los niños y la pobreza, la urbanización, la desigualdad, el cambio climático y unas malas elecciones alimentarias están generando dietas poco saludables. Estas dietas ponen a los niños en riesgo de tener un desarrollo cerebral deficiente, un rendimiento escolar pobre, baja inmunidad o derivar en un aumento del riesgo de sufrir infecciones.

En los últimos años cada vez hay más evidencias que relacionan la obesidad y el sobrepeso con la pobreza en los hogares. Según el indicador AROPE, el 26,4% de los niños y niñas en Galicia se encuentran en riesgo de pobreza y exclusión social. Las familias pobres tienden a elegir alimentos de baja calidad y que cuestan menos. Debido a la pobreza y la exclusión, los niños más pobres son los que corren más riesgo de sufrir todas las formas de malnutrición.

“Queremos visibilizar el alto porcentaje de niñas y niños que sufren obesidad y sobrepeso en nuestra comunidad. Estamos muy preocupados por los riesgos cognitivos, psicológicos y de salud derivados de una alimentación no adecuada. Nos preocupan las complicaciones neurológicas, cardiovasculares, la diabetes o el cáncer, pero también la estigmatización, la baja autoestima o el aislamiento social que puede provocar el exceso de peso.» apunta Myriam Garabito, presidenta de UNICEF Comité Galicia.

También te puede interesar