RGPD - Cookies
Deportes Galicia

Mos aprueba, con los votos del PP, modificar el Plan Xeral para los campos y el centro comercial del presidente del Celta

Supondrá la expropiación de 900.000 metros cuadrados de monte en la Parroquia de Tameiga

La Corporación de Mos aprobó, con los votos del Partido Popular, que tiene mayoría en la misma, modificar el Plan Xeral (PXOM) para poder construir los campos de la ciudad deportiva y el centro comercial impulsados por el presidente del Celta, Carlos Mouriño.

Los concelleiros del Partido Socialista, BNG y GañaMos, votaron en contra tras negar la alcaldesa, Nidia Arévalo, la petición de que este punto quedase sobre la mesa.

El Pleno se celebró con la una masiva presencia en el público de simpatizantes del PP, que accedieron al salón del Pazo de Mos, dos horas antes del inicio del mismo, según confirmaron varios concelleiros de la oposición.

Hace unos días el Bloque solicitaba que la sesión se trasladase al Multiúsos das Pozas, ante el interés de este punto a debatir, y que fuese a las 7 de la tarde, no a las 10 de la mañana, para facilitar la asistencia de los vecinos, algo que no fue tenido en cuenta por la alcaldesa.

Tras esta aprobación inicial, se abre el período de exposición pública, de 60 días, durante los cuales quienes lo deseen podrán presentar alegaciones.

Expropiación de 900.000 metros cuadrados de monte en Tameiga

La ‘ciudad deportiva’ y el área comercial ocuparán una superficie de 820.000 metros cuadrados, 240.000 de ellos para 8 campos, cuatro de hierba artificial y otros cuatro de hierba natural; residencia de 26 habitaciones para los jugadores, piscina y spa; un centro comercial de 140.000 metros cuadrados con 5.000 aparcamientos y otro de 330.000 metros cuadrados ocupados por una zona de ocio.

Para hacerla realidad será necesaria la expropiación de unos 900.000 metros cuadrados de montes en la parroquia de Tameiga, a lo cual se oponen vecinos de Mos quienes denunciaron este mismo fin de semana con una ‘andaina’ multitudinaria que, no sólo se acabará con un enclave natural sino que se destruirán varios puntos de abastecimiento de agua gestionados hace décadas por los propios vecinos.

También te puede interesar