RGPD - Cookies
Destacados Sucesos

@policia alerta del aumento de una estafa on line en Vigo a través de la cual se piden por correo electrónico datos bancarios y contraseñas

La Policía Nacional quiere alertar sobre la proliferación de supuestos correos electrónicos de entidades bancarias solicitando datos de carácter personal y contraseñas.

Víctimas en Vigo

La denuncia de varios ciudadanos en la Comisaría de Vigo, así como los avisos de diversas entidades bancarias o emisores de tarjetas, “nos recuerda la necesidad de recordar una serie de pautas de seguridad”.

El Cuerpo Nacional de Policía se refiere a los hechos cometidos mediante la modalidad de “PHISING”, en el cual a través del correo electrónico se recibe un correo “SPAM” procedente, en apariencia, de su entidad bancaria.

En él se alerta a las posibles víctimas de esta estafa de incidencias de seguridad en la política de seguridad del banco, o en su defecto de la aplicación de nuevas directivas de seguridad, “solicitándonos que facilitemos o confirmemos nuestros datos bancarios, así como claves de tarjetas y de firma electrónica”.

Estos correos imitan la presentación de las entidades genuinas y solicitan que se cumplimente un formulario. Una vez los titulares pinchan en dicho formulario para rellenarlo, se redirigen dichos datos a otra página sin que los usuarios se percaten de dicho cambio.

“En ese momento con los datos bancarios que se han facilitado, empiezan a realizarse reintegros en cajero contra las cuentas y a recibir cargos en las tarjetas, que no han sido autorizados por el titular de estas”.

Existe una segunda de las particularidad delictiva, la cual consiste en que cuando introducimos el nombre de la entidad en el motor de búsqueda, esta nos abre una página muy similar a la de nuestro banco, si bien no cuenta con el certificado de seguridad ‘https:’.

En este caso al introducir nuestros datos lo que hacen es acceder a ellos para después realizar pagos por HalCash, C-Zam o directamente por transferencias a otras cuentas.

Recomendaciones

En ningún caso debemos facilitar la numeración de la tarjeta de crédito o débito.

Ningún banco o entidad nos pedirá nunca dicha numeración, y mucho menos el código de seguridad que viene en la parte posterior.

Ante cualquier duda la Policía recomienda contactar con el banco o el emisor de la tarjeta, cuyo teléfono viene indicado en el reverso de la misma.

También te puede interesar