Sucesos Vigo al día

‘Papuchi’ cierra el juicio intentando que sus presuntas víctimas parezcan los culpables

Esa ha sido, según la acusación particular, la táctica de defensa de C.V.I, acusado de abusar sexualmente de una veintena de menores

Intentar que el tribunal viese las víctimas de sus presuntos abusos como culpables. Esa ha sido la táctica de defensa de C.V.I., de 43 años, considerado por la Policía como el “mayor depredador sexual de la historia de Vigo”.

La acusación particular ha reiterado que esa ha sido la línea seguida por el abogado de este sujeto que “en ningún momento ha mostrado arrepentimiento o remordimiento alguno”. El letrado de la acusación se ha mostrado “sorprendido” por el hecho de que el defensor se limitase a negar los hechos, “pese a las evidencias”.

‘Papuchi’- que sigue en libertad condicionalfue señalado por cada uno de los 20 jóvenes que testificaron durante estos días como la persona que abusó de ellos. Ni uno solo se contradijo de sus declaraciones ante la Policía- prestada hace casi dos años- y ante la juez instructora.

Cada uno se ratificó en lo que había dicho. Hasta en los detalles. Durante estos cinco días de juicio, que este viernes ha quedado visto para sentencia, los jóvenes han repetido lo que habían denunciado.

‘Snapchat’

Conocían a C.V.I por medio de otros amigos. Este individuo, declararon, los añadía a su red de contactos en las redes sociales. Les enviaba fotografías de tipo sexual y les pedía que ellos les mandasen fotos suyas. Les invitaba a su restaurante, los iba a buscar en coche al colegio, los llevaba en su yate. En muchos casos, los invitaba a su casa donde les ofrecía alcohol y ponía vídeos pornográficos. Era allí donde intentaba mantener contacto con ellos y tocarles.

‘Reuniones’ en su casa

Era en su vivienda donde, de acuerdo con los testimonios, organizaba concursos de masturbación o ‘masturbaciones a mano cambiada’. Era allí donde intentaba que los menores le tocasen o se dejasen tocar.  También donde grababa imágenes de estos encuentros y de estas prácticas.

‘Relaciones’ con Shakira o Paulina Rubio

Otros  ‘lugares’ en los que C.V.I. intentaba abusar de los menores, según declararon,  eran el yate y el coche. Además, intentaba impresionarlos aparentando un alto nivel adquisitivo. Afirmaba que había tenido ‘encuentros’ con cantantes como Shakira  o Paulina Rubio. Aseguraba que era familiar de Enrique Iglesias o contaba que era fisioterapeuta, algo que también usaba para poder tocarles.

Entre 56 y 126 años de cárcel

El tribunal ha escuchado hoy los últimos testimonios y las conclusiones finales de las partes. La Fiscal ha pedido que se condene a C.V.I. a 56 años de cárcel. Las  acusaciones particulares solicitan para él 126 años de prisión, además de otras penas, como el alejamiento de los jóvenes. Ambos partes le consideran culpable de los delitos de abuso sexual a menores de 16 años, exhibicionismo, provocación sexual y exhibición de pornografía. Su abogado sostiene que su cliente es inocente.

También te puede interesar