Vigo al día

La falta de lluvia hace que el Concello active una nueva alerta por escasez de agua

Se acabó el regar los campos de fútbol de hierba artificial, se optimizan el riego de los de hierba natural, el consumo de agua en las piscinas, se cierran las duchas y lavaderos de las playas, se suprime todo consumo innecesario en colegios y pabellones, lo mismo que aquel que sea ornamental en VigoZoo.

Esas son las nuevas medidas que ha tomado el Gobierno Local ante el descenso del nivel de los pantanos de Zamáns y, sobre todo, de Eiras, que está a apenas el 40% de su capacidad. La decisión ha sido anunciada este martes por el alcalde quien ha señalado que la misma se suma a la que se había tomado hace tres semanas ante la sequía causada por la falta de lluvia.

Entonces, como informó vigoalminuto,  se revisó todo el sistema de suministro para acabar con las fugas, se suprimieron los baldeos y el riego en fuentes o el llenado de piscinas.

Abel Caballero insistió en que Vigo está en fase de alerta, o que significa que no hay suministro de agua garantizado para más de 100 días y recalcó que si la reserva de los dos embalses baja de 70 días de  suministro, se activará la segunda fase, la de escasez  severa.  La última será la de emergencia, cuando no sea posible asegurar que haya agua para más de 40 días.

También te puede interesar