RGPD - Cookies
Nacional

@guardiacivil rescata a 32 animales víctimas de maltrato

La Guardia Civil  ha desarrollado, gracias a la colaboración ciudadana, la operación ‘CAN-PORTADA’, una investigación que ha permitido rescatar a 32 animales (perros, gatos, aves, cerdos vietnamitas y un caballo) que se hallaban en pésimas condiciones de salud e higiene en un chalet de la localidad murciana de Monteagudo.

Sus propietarios han sido investigados como presuntos autores de delito de maltrato animal. Los animales han sido donados a distintas asociaciones protectoras de animales de la Región, según informan fuentes de la Guardia Civil.

La investigación se inició cuando la Benemérita recibió la denuncia de un ciudadano que comunicaba la existencia de varios animales en pésimas condiciones de salubridad, en una parcela sita en la pedanía murciana de Monteagudo.

La Guardia Civil se desplazó al lugar, donde observó la presencia de un caballo y varios perros, gatos, aves y cerdos vietnamitas que presentaban graves signos de desnutrición y desatención veterinaria.

Fruto de los dispositivos de vigilancia establecidos en la zona, los agentes averiguaron que los propietarios de los animales residían en una vivienda unifamiliar, ubicada en las proximidades donde, además, se escuchaban gemidos de animales que provenían del sótano.

A la vista de los indicios obtenidos, la Guardia Civil identificó a los moradores de la vivienda, una joven pareja de 35 y 32 años, que accedió a mostrar los animales.

Desnutridos y enfermos

El examen de los mismos permitió constatar que dos de los perros habían fallecido y que el resto se encontraba en estado grave de desnutrición, deshidratación, ausencia de higiene (infección masiva de parásitos) y enfermedades (leishmaniasis). Otros, además, debido a su permanente sujeción con cadenas, presentaban lesiones severas en el cuello.

La Benemérita contó con el apoyo de expertos veterinarios que recomendaron la necesidad de trasladar a los animales, para que fueran examinados y atendidos de urgencia. De esta forma, un equipo formado por medio centenar de personas, entre guardias civiles y voluntarios, llevó a cabo la retirada de los animales con las correspondientes medidas higiénico-sanitarias.

También te puede interesar