RGPD - Cookies
Deportes

Martí Riera, primer lesionado medular en cruzar a nado los 37 km del Canal de Menorca

El pasado 4 de julio, el menorquín Martí Riera se convirtió en la primera persona con discapacidad en cruzar a nado los más de 37 kilómetros que separan las islas de Mallorca y Menorca. El deportista, que sufre una paraplejia desde el año 2007, realizó la travesía del Canal de Menorca solo con los brazos, marcando el segundo mejor tiempo de la historia.

Riera se tiró al agua a las 5:28h de la madrugada desde el Cabo de Artrutx, en Menorca, y llegó al Cabo del Freu, en Mallorca, a las 15:41h. En total realizó 37 kilómetros y 290 metros de travesía a nado en 10 horas y 13 minutos, solo 49 minutos por encima del mejor tiempo, marcado por Christian Gojeneel el 21 de septiembre de 2015.

Martí se convirtió así en el decimotercer nadador en completar la travesía del Canal de Menorca bajo las estrictas normas de Menorca Channel Swimming Association. Ninguno de los deportistas que lo habían conseguido hasta la fecha tenía discapacidad.

Un juez de la Menorca Channel Swimming Association estuvo presente durante toda la travesía. Para el cruce entre las dos islas baleares, la asociación determina que el nadador no puede utilizar traje de neopreno ni ningún tipo de bañador diseñado para retener el calor del cuerpo ni para ayudar en la flotabilidad o velocidad del deportista. Además, no se permite ningún contacto en absoluto con el nadador por parte de ningún objeto o persona.

A lo largo de más de 10 horas de travesía tuve momentos de todo tipo. La primera hora fue complicada, debido a la oscuridad, las olas y los nervios que acarreaba, pero después logré tranquilizarme y disfrutar de la jornada. Me sentí a gusto y llevaba un buen ritmo”, ha explicado Riera.

El reto de cruzar el Canal de Menorca surgió como un desafío personal, sin embargo, otro de los aspectos fundamentales para él fue sensibilizar y motivar a las personas en torno a la discapacidad. “Creo que haber completado este reto ha dado visibilidad a las capacidades de las personas con diversidad funcional. Hemos podido llegar a la gente, motivarla, y demostrar que las personas con discapacidad no somos menos que el resto”. “Te costará más o costará menos, pero si te lo propones, se puede alcanzar cualquier meta” concluye Riera, que se ha mostrado sorprendido por la respuesta de la gente.

También te puede interesar