RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

El olor de la comida también engorda

El olor es una parte fundamental de una buena comida. Lo que no sabíamos, hasta ahora, es que, según un estudio de la Universidad de California, oler la comida también engorda.

Para llegar a esta conclusión, los científicos llevaron realizaron distintos experimentos en ratones, que aparecen descritos en un artículo publicado en la página web de la universidad. Primero, los investigadores manipularon genéticamente roedores para reducir sus capacidades olfativas y los alimentaron con comidas ricas en grasa para comparar su evolución con la de otros ratones normales que siguieron la misma dieta.

Tres semanas después, los científicos se llevaron una gran sorpresa al analizar el peso de los dos grupos, cuando vieron que los ratones con capacidades olfativas reducidas incrementaron solo un 10% su peso, mientras que los que mantenían un olfato normal doblaron su masa corporal y ganaron hasta un 100% de peso.

En la investigación analizaron también el caso de ratones obesos sin olfato, que llegaron a perder peso y restablecieron su masa normal a pesar de seguir la misma dieta con alto contenido en grasas.

También te puede interesar