Vigo al día

Convocan una protesta el lunes, delante del Concello para denunciar que la pobreza afecta a 50.000 personas en Vigo

El próximo martes, 9 de mayo a las 11 de la mañana, integrantes del foro socioeducativo Os Ninguéns, y la RSP Vigo, apoyados por la  acampada contra la pobreza, y Os Verdes, estarán ante la puerta del Concello para hacer un llamamiento para que “todas salgamos juntas del armario: para que salga del armario la situación de pobreza de la ciudad, en el sentido de cesar la ocultación de una situación y hacerla pública”.

Estas organizaciones denuncian que las personas con ingresos cero tienen que esperar más de 45 días para tener una primera cita con su trabajadora social; también señalan que la gestión de la Renta de Inserción Social de Galicia (RISGA) se demora entre 4 y 6 meses por parte del  Concello, más uno o dos meses por parte de la Xunta, “nos ponemos casi en 8 en total”.

Además, solicitan una “profunda reorganización del Departamento de Bienestar Social, que se aumente el número de trabajadoras sociales, aproximándose al ratio de una por cada 8.000 habitantes”; que las Unidades de Atención Social se conviertan en unidades de atención que puedan hacer un seguimiento de todas las personas que necesitan estas ayudas; que aumenten los presupuestos del departamento;  que las Unidades de Trabajo Social (UTAS) abran en horario de mañana y de tarde; que se cree una Unidad de Urgencias Sociales que atienda “aquí y ahora” los asuntos más graves de la población empobrecida.

Asimismo, exigen que la concelleira de Bienestar tenga dedicación exclusiva a su departamento; que se subsanen las deficiencias del albergue municipal, acabando con la  estancia de 10 días, aumentando las plazas, y “en definitiva, haciendo políticas que atiendan eficazmente al ‘sinhogarismo’ de la ciudad; que se pare a venta de pisos municipales-esta semana se vendieron 7- y se impulse la creación de un parque público de vivienda en alquiler social como prioridad urgente.

Estas asociaciones alertan de que la población “oculta y ocultada de la que hablamos, ronda, según los datos de la Administración y las ONGS, las 50.000 personas en Vigo”. Por eso, ante estas carencias “lamentamos a propaganda municipal del buen funcionamiento de este departamento, y exigimos las reformas que solicitamos y que pensamos que son perfectamente asumibles para un concello rico económicamente”.

También te puede interesar