Deportes Vigo al día

@PPdeVigo a favor de suspender el Celta-Madrid aunque rechaza los informes UEFA sobre Balaídos y pide una auditoría municipal

El Partido Popular cree que el alcalde acertó al tomar la decisión de que no se jugase el partido Celta-Real Madrid de este fin de semana, a la vista del riesgo que  podían correr los espectadores considerando el estado de la grada de Río, del  Estadio de Balaídos.

Sin embargo, su portavoz, Elena Muñoz, ha recalcado que la reforma de esta parte del estadio ya fue anunciada por Abel Caballero hace tres años, cuando se adjudicaron unas obras que reforzaron los “contrafuertes” de la grada pero sin cambiar la cubierta. Para ello había un proyecto, indicó, que el alcalde paralizó “por intereses electorales.

A juicio de Muñoz, Abel Caballero “intenta tapar su nefasta gestión e intenta acusar al Partido Popular de estar tras un recurso que ha interpuesto una asociación ciudadana “presidida por un ex alcalde socialistas que nada tiene que ver con el PP”.

La portavoz popular, que exigió una auditoría a fondo sobre el estado de la grada se preguntó  si “no fue una temeridad” haber jugado no solo el partido del domingo, sino también encuentros anteriores.

Muñoz señaló que no son suficientes los informes de la UEFA sobre la seguridad del estadio porque, no cree que se hayan hecho pruebas de esfuerzo de la grada y porque supone que los mismos están basados en los estudios municipales, y reiteró su exigencia de que el alcalde ordene que se realice una auditoría en profundidad sobre la seguridad de esta parte del campo.

Por su parte el concelleiro de Seguridad aseguró que las obras de reforma de Río se adjudicaron en diciembre por un importe de 5,5 millones y que podrían estar en marcha si una asociación, “cercana  al PP” y al vicepresidente del Gobierno de Galicia, Alfonso Rueda, no hubiera presentado recurso especial ante el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TARC).

Carlos López Font afirmó que antes de los daños causados por el temporal no ha habido riesgo para las personas que acudieron a Balaídos y ha explicado que las obras adjudicadas en 2014, a las que se refirió la portavoz del Partido Popular, no siguieron adelante porque la empresa que debía realizarlas avisó de que “los daños eran mayores de lo inicialmente previsto”.

También te puede interesar