RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

Guerra de precios entre las tabacaleras

Guerra de precios en las tabacaleras que, de momento, beneficia a los fumadores. Philip Morris ha decidido dar marcha atrás en la subida del precio de Marlboro y Chesterfield que decretó hace diez días y ha vuelto a rebajar las cajetillas 10 céntimos, después de que Altadis decidiera no encarecer el precio de la cajetilla blanda de Fortuna, que ha decidido mantener en 4,45 euros. 

De este modo Morris vuelve a dejar Marlboro a 4,85 euros y Chesterfield a 4,55, diez céntimos menos para su versión blanda. Lo que sí mantendrá es el incremento del precio en las cajetillas de L&M.

Se trata de una guerra de precios en la que han entrado las compañías después de la subida de impuestos al tabaco aprobada por el Gobierno. Altadis decidió incrementar con carácter general en 10 céntimos de euro el precio de sus marcas de cigarrillos, entre ellas Ducados, Fortuna y Nobel, como consecuencia del nuevo marco fiscal, pero mantuvo la tarifa de la cajetilla blanda de Fortuna en 4,45 euros en un intento de revitalizar la marca.

Aunque se trata de un mercado de libre competencia, las empresas tabaqueras suelen replicar el movimiento de sus rivales para no perder cuota.

 

También te puede interesar