RGPD - Cookies
Destacados Internacional

Terminado el muro en el puerto de Calais para detener la inmigración

Cuatro metros de alto y un kilómetro de largo. Es lo que mide el muro de hormigón construido en el puerto de Calais, en el norte de Francia, para impedir que inmigrantes y refugiados intenten subir a los camiones que paran en la zona con rumbo a Reino Unido.

Se trata de una medida puesta en marcha por las autoridades británicas a principios de septiembre para frenar la oleada de inmigrantes procedentes del campamento de refugiados conocido como ‘La Jungla’ que intentaban cruzar a las islas.

A pesar de que el campamento, con unos 10.000 refugiados, fue desalojado y que el ayuntamiento de Calais intentó detener su construcción, la barrera se ha seguido construyendo. El muro ha costado 2,7 millones de euros.

 

También te puede interesar