RGPD - Cookies
Destacados Nacional

La posible estafa con el caso de Nadia, la niña con envejecimiento prematuro: prisión provisional para el padre, retirada de la custodia a la madre

 

Vuelco en el caso de la recaudación de fondos para ayudar en su enfermedad a la niña Nadia Nerea, que padece tricotiodistrofia, una dolencia que provoca envejecimiento prematuro, alteraciones neurológicas o en el pelo y la piel. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para el padre de la niña, investigados ahora por una presunta estafa en la recaudación de fondos para un tratamiento médico.

Se ha decretado su entrada en la cárcel por la gravedad de la pena y por el alto riesgo de destrucción de pruebas y de fuga al tener capacidad económica y falta de arraigo.

De hecho, cuando fue detenido después de darse a la fuga de un control policial preparado para evitar su huida se le incautaron 1.450 euros en efectivos, dos relojes y diversos dispositivos electrónicos de alta gama, además de una pistola de fogueo y cartuchos de rifle.

Por su parte, la madre de la pequeña ha quedado en libertad provisional pero se le ha retirado de forma provisional la patria potestad de la menor, que residirá con la familia materna en Mallorca con régimen de visitas fines de semana en presencia de familiares.

Casi un millón de euros recaudados

Desde que en 2008 los padres iniciaron una campaña para recaudar fondos para el tratamiento médico de su hija, la familia había logrado reunir 918.000 euros en donaciones que se tenían que destinar a intervenciones médicas de envergadura que, finalmente, no se habrían llevado a cabo, según las investigaciones policiales.

De ese dinero los padres se habrían gastado casi 600.000 euros, aunque según sus cuentas bancarias no en los tratamientos médicos para su hija. Por ejemplo, la asociación creada para recaudar fondos para la menor pagaba el alquiler de la casa donde residía la familia, en Fígols i Organyà, con un coste anual de 9.800 euros, y también había hecho un pago a una empresa de automoción por valor de 24.500 euros, entre otros.

En el registro en el domicilio familiar se encontraron el pasado miércoles por la noche 1.845 euros en efectivo, 32 relojes de gama alta valorados en 50.000 euros, una estilográfica, un ordenador, tres tabletas electrónicas y tres teléfonos móviles, todos de gama alta, así como marihuana.

También te puede interesar