Vigo al día

El gobieno local asegura que la congelación de tasas e impuestos ahorrará a los vigueses 7,1 millones de euros

impuestos

El Concello de Vigo ha aprobado en Xunta de Goberno Local las ordenanzas fiscales para el año 2017, unas ordenanzas que recogen la congelación de la gran mayoría de los impuestos, tasas y precios públicos municipales, como la basura, el impuesto sobre actividades económicas, el impuesto de bienes inmuebles, el de circulación, zona azul, escuelas infantiles o instalaciones deportivas.

Las tarifas serán las mismas que este año salvo, por ejemplo, en el impuesto de rodaje de las motocicletas de más de 125 centímetros cúbicos, que se rebajará en un 10%, un descenso igual al presupuesto anterior. El recibo del agua, por su parte, experimentará una subida del 2,1%, lo que se traducirá en 32 céntimos al mes, según el Concello.

Se mantienen además todas las bonificaciones y exenciones fiscales existentes hasta el momento, lo que en total supondrá un ahorro de más de 7,1 millones de euros a los vigueses. Según detalló el alcalde de Vigo, Abel Caballero, las bonificaciones en el IBI suponen más de 4,1 millones de euros, en la basura a casi 300.000 euros, en vehículos 1,5 millones de euros, el ICIO 210.000 euros o el IAE otros 190.000 euros.

De este modo se fija la presión fiscal de Vigo en 492 euros por habitante, “la más baja de las ciudades gallegas y por debajo de la media de España, que alcanza los 597 euros”. A Coruña suma 550 euros, en Pontevedra asciende a 559, en Santiago a 585, en Ourense a 657 o en Sanxenxo a 745 euros.

También te puede interesar