RGPD - Cookies
'Qué te cuentas?' Destacados

Al final se llamará Lobo

lobo

Querían llamar a su hijo Lobo, pero el Registro Civil de Fuenlabrada no se lo permitió. Dos meses y 42.000 firmas de apoyo después, la justicia ha dado la razón a Ignacio y María. La Dirección general de Registros y del Notariado ha ordenado la inscripción del bebé con el nombre de Lobo después de aceptar el recurso presentado por sus padres.

La denegación del registro se hizo basándose primero en que podía ser ofensivo para el niño y, después, en una resolución de 2005 en la que ya se denegó a otra familia poner a su hijo ese nombre porque se trataba de un apellido, una justificación que los padres consideraron absurda al haber muchos apellidos que coinciden con nombres, como León.

La familia inició una campaña de recogida de firmas en Change.org y siguió los pasos administrativos para reclamar. Ahora la justicia les da la razón y aceptará el nombre de Lobo porque «no confunde el sexo, no atenta contra la dignidad y es bonito».

La pareja también pedía que se revisara la normativa vigente para el registro de nombre de recién nacidos con el elegido por sis padres y que “si alguien debe decidir hasta que punto un nombre puede marcar la vida de una persona no sea un funcionario o un juez, sino un equipo de psicólogos y pedagogos especializados”.

También te puede interesar