Vigo al día

Una planta de producción, un almacén y varios frigoríficos destrozados en el incendio de Fandicosta

diadespuesbuena

A primera hora de esta mañana aún se podía ver el humo saliendo de Fandicosta. Los bomberos tardaron más de siete horas en controlar y sofocar un incendio que se producía sobre las 17.50 horas y que se originaba en una zona alta de la factoría por un cortocircuito o una chispa del motor de una máquina, según apuntan los primeros indicios.

Imagen del incendio ayer. Foto: Lourdes Parada
Imagen del incendio ayer. Foto: Lourdes Parada

En este fuego ha dejado totalmente destruido la nave principal de la empresa, una planta de elaboración de unos 2.500 metros cuadrados, un almacén de cartonaje, las oficinas, un frigorífico y dos cámaras con capacidad para 8.000 toneladas. Y es que tras el incendio la empresa frigorífica, la séptima industria pesquera de España, ve reducidas sus instalaciones en Domaio a la mitad.

Los responsables de la empresa esperan poder acceder hoy a las instalaciones con los peritos para evaluar los daños, ver la realidad y comprobar si al menos podrán mantener la actividad en una de las salas de elaborado. La nave que ardió acababa de ser reformada completamente.

 

Imagen del incendio de ayer. Foto: Lourdes Parada
Imagen del incendio de ayer. Foto: Lourdes Parada

La nave fue evacuada en el momento en que se empezó a ver salir humo, por lo que no hubo que lamentar heridos. Sin embargo, el denso humo y el riesgo de propagación obligó a desalojar también algunas viviendas cercanas y una gasolinera, así como a cortar el perímetro e incluso el tráfico en la AP-9 a su paso por el puente Rande debido a la densa humareda.

Bomberos de Salnés-Ribadumia, Morrazo, Vigo, Baixo Miño, Porriño y Bueu trabajaron para controlar las llamas y evitar que el incendio llegara a los tanques de amoníaco y a los depósitos de oxígeno y nitrógeno líquido. Dos remolcadores de la Autoridad Portuaria también ayudaron a controlar el incendio desde el agua, enviando chorros directos a la nave. Lo que no se pudo evitar fueron algunas fugas de amoníaco que se combatieron con agua para evitar que se formara una nube tóxica. Además, ante el riesgo de fuga de algún material químico se activó el Plan Territorial de Emergencias de Galicia (Platerga) y el de contaminación marina.

lourdes parada04
El puente de Rande, sumido en una nube de humo. Foto: Lourdes Parada

También te puede interesar