RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología Destacados

Concello y Universidade se unen para relanzar la Ciudad del Mar

Después de que el comité ejecutivo de Zona Franca diera luz verde al acuerdo de la Xunta para recuperar dos parcelas del Plan Sectorial de la ETEA, las que corresponden con el área científico-tecnológica, Concello y Universidade de Vigo se han reunido esta mañana para darle un nuevo impulso a la Ciudad del Mar, proyectada desde hace siete años en la ETEA, y para estudiar la posibilidad de dedicar al ámbito social la antigua residencia de militares.

El rector de la Universidade de Vigo, Salustiano Mato, explicó al alcalde vigués los detalles del proyecto del Campus do Mar que la universidad desarrollará en las instalaciones de la antigua Escuela de Transmisiones y Electricidad de la Armada y que permitirá dotar al campus de excelencia de las infraestructuras de investigación, docencia y labores administrativas que necesita. Tras la aprobación de Zona Franca, ahora tendrá que convocarse el pleno de este órgano para que apruebe la cesión de los terrenos.

Rehabilitación en dos fases

El desarrollo del proyecto se llevará a cabo en dos fases. En la primera se rehabilitarán el edificio Faraday para albergar un espacio para el fomento de la cultura emprendedora en el ámbito marino, Emprendemar, con incubadoras y preaceleradoras de empresas tecnológicas, así como una unidad administrativa y de gestión y laboratorios especializados en el que también participará Zona Franca. También será el turno del edificio Siemens, donde Zona Franca desarrollará un centro de innovación gastronómico en el que participaría la Universidade de Vigo.

La segunda fase del proyecto se centraría en la parcela 3B, destinada a albergar infraestructuras para el refuerzo de las capacidades del Campus do Mar en el ámbito de las tecnologías singulares aplicadas al medio marino, en áreas como las tecnologías marinas subacuáticas, la energía marina y la biotecnología y nanotecnología aplicadas al medio marino.

El Plan Sectorial de la ETEA fue aprobado definitivamente en febrero de 2012 para convertir los terrenos de la antigua Escuela de Transmisiones en un centro de referencia y excelencia de la investigación marina internacional, desarrollando un espacio multidisciplinar en el que se unan los usos sociales, asistenciales, culturales, deportivos, residenciales o científicos en 115.050 metros cuadrados.

También te puede interesar