RGPD - Cookies

El PSOE rechaza el «chantaje» de Podemos y exige a Rajoy que se presente o que renuncie definitivamente a ser presidente

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Vigo, junto al alcalde, la presidenta de la Diputación y el secretario general de los socalistas de Galicia, Gómez Besteiro/Foto:vigoalminuto.com
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en Vigo, junto al alcalde, la presidenta de la Diputación y el secretario general de los socalistas de Galicia, Gómez Besteiro/Foto:vigoalminuto.com

“Chantaje”. Esta es la palabra con la que ha definido el Partido Socialista la propuesta del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, de apoyar un Gobierno presidido por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, en el cual Pablo Iglesias fuese vicepresidente y se integrase, también, Izquierda Unida.

En un comunicado, el PSOE, pese a que Sánchez afirmó que hoy mismo contactaría con Podemos, se muestra dispuesto a hablar con todas las fuerzas políticas para “evaluar la situación, acercar posiciones y evaluar los problemas de España y de los ciudadanos”.

Además de ello, los socialistas PSOE cree que la decisión de Mariano Rajoy de rechazar la propuesta del Rey de formar gobierno-alegando que carece de apoyo y que, hoy hay una “mayoría absoluta” en el Congreso que rechazaría su investidura- es «inaceptable»-decisión que al ex presidente Zapatero le ha parecido “respetable”-.

Por ello cree que de la segunda ronda de consultas con los representantes de los partidos parlamentarios, que Felipe VI comenzará este miércoles, «debería salir» el encargo de formar gobierno alguien propuesto por el Partido Popular, como primera fuerza en el parlamento.

Los socialistas añaden que Mariano Rajoy tiene que aclarar si se presentará como candidato del PP a la investidura o si va a renunciar “definitivamente” a la misma. El PSOE subraya que “mantenerse a la espera, por razones de supervivencia política y personal, amparándose en la existencia de hipotéticas mayorías alternativas, es una irresponsabilidad».

Hay que recordar que el presidente en funciones declinó el encargo del Rey alegando que perdería el debate de investidura y que, una vez que se presentase al mismo empezaría a contar el período de 2 meses que marca la Constitución para que, en caso de que no haya candidato alguno que obtenga la confianza del Congreso, se convoquen nuevas elecciones.

También te puede interesar