Vigo al día

Caballero advierte de que la Xunta no quiere tramitar los proyectos parados por el PXOM y el PP pide que no use “atajos”

Abel Caballero/Tresyuno Comunicación
Abel Caballero/Tresyuno Comunicación

El alcalde ha manifestado este miércoles que teme que la negativa del Gobierno de Galicia a aprobar el trámite de ‘supramunicipalidad’ para la Cidade da Xustiza o la Estación de Thom Mayne puede tapar lo que de verdad quiere el Ejecutivo gallego, “que los proyectos no se hagan”.

Abel Caballero ha enfatizado que estos proyectos no afectan solo a Vigo, sino a todo el entorno y se ha comprometido a que el Concello asuma las cargas que pudiese tener el dar el visto bueno a los mismos.

Caballero ha exigido al Gobierno de Galicia que se trate a Vigo como a otras ciudades, como Santiago, ha reiterado que usar el tratamiento de la ‘supramunicpalidad’ es la más viable para sacarlos adelante y ha advertido que realizar una nueva modificación del Plan Xeral desde el principio podría suponer un plazo superior a los 2 años.

El PP, preocupado

También hoy, la portavoz municipal del PP manifestó estar “profundamente preocupada” por la situación del urbanismo en la ciudad y por las acciones que hasta el momento está protagonizando el gobierno municipal.

“Sólo valen las soluciones que jurídicamente aporten una plena seguridad”, dijo, “y hasta ahora no se ha presentado ni un solo informe jurídico ni sobre las consecuencias reales de la sentencia, ni sobre los pasos a seguir en el futuro”.

Elena Muñoz adelantó que exigirá mañana mismo en la Gerencia de Urbanismo que el gobierno local presente los informes de los técnicos municipales realizados sobre la repercusión sentencia del Supremo, sobre la tramitación a partir de ahora de los grandes proyectos y sobre las alternativas a adoptar desde el Concello.

Para la portavoz popular, “ni se puede ni se debe engañar a nadie y los vecinos tienen que saber que el único plan de urbanismo vigente en estos momentos es el de 1993, porque lo demás sencillamente ya no existe”.

Es a partir de esta realidad, y no en ningún otro escenario, como el Concello tiene que plantearse el futuro. “No valen atajos si no hay seguridad jurídica, y no habrá seguridad jurídica sin informes técnicos y legales que la amparen”.

Muñoz lamentó que Caballero se esté ciñendo a valoraciones políticas sobre la sentencia y sobre lo que el Concello está dispuesto a hacer, “pero no haya aportado ni un solo papel a los ciudadanos ni a los grupos de la oposición que los representan”.

También te puede interesar