Vigo al día

La delegada de Zona franca firma el inicio de dos nuevas obras dedicadas el emprendimiento

unnamedTeresa Pedrosa ha firmado en el Concello de Baiona el acta de replanteo de las obras del nuevo vivero de empresas que se ubicará en la Casa del Reloj. Esta firma de hecho supone el inicio de unas obras que en cuatro meses “dotarán al Val Miñor de un espacio dedicado a la promoción de nuevas empresas”. Según el acuerdo suscrito entre Consorcio y Concello este vivero de empresas tendrá una especial dedicación a “aquellas iniciativas cuyas actividades se desarrollen entorno al sector turístico, marítimo o actividades lúdico-deportivas”.

Este vivero, que estará tutelado por el equipo gestor del vivero de Porto do Molle, es el tercer centro de estas características que el Consorcio de la Zona Franca pone en marcha en la provincia siguiendo el modelo de éxito iniciado en el Centro de Iniciativas Empresariales de A Granxa que el año pasado fue reconocido por la Fundación FUNCAS como el mejor vivero de Galicia uno de los diez mejores de toda España.

Con una inversión en la obra de 950.000 €, esta rehabilitación del edificio que “actualmente se encuentra en estado ruinoso y apuntaladas sus fachadas, conseguirá devolver a Baiona un edificio emblemático y catalogado como pazo urbano”. Como se pudo ver en la animación en tres dimensiones del proyecto arquitectónico, la fachada se saneará y combinará los marcos de piedra de puertas y ventanas con paños encalados en blanco y una cubierta tradicional en teja. En interiores, la utilización de madera, piedra y cristal dará como resultado espacios muy diáfanos que permitirán áreas de trabajo muy luminosas. La superficie total construida será de 433 metros cuadrados que se distribuirán en 212 metros cuadrados de superficie para la planta baja donde se ubicarán servicios de recepción, un área de coworking de 100 metros cuadrados y dos salas de reuniones; y en planta alta, 211 m2 permitirán seis oficinas de entre 16 y 19 metros cuadrados.

Pedrosa quiso resaltar que “esta obra -por la que se va a recuperar uno de los edificios más emblemáticos del casco histórico de Baiona-, se va a poder realizar gracias a la colaboración institucional entre el Consorcio de la Zona Franca, el Concello de Baiona, la Fundación Incyde, los Fondos FEDER y gracias también a la Tesorería General de la Seguridad Social que cedió el edificio gratuitamente al Consorcio”. “Queremos que este nuevo espacio para el emprendimiento sea algo más que una infraestructura, queremos un centro que sea capaz de propulsar nuevos negocios que diversifiquen y mejoren nuestro tejido empresarial” añadió.

Con anterioridad a esta firma, la Delegada del Estado firmó en el parque empresarial de Porto do Molle otro inicio de obras destinadas en esta ocasión a facilitar el emprendimiento en actividades productivas. Cinco de las 40 naves bioclimáticas se acondicionarán para dar cabida a nueve locales industriales desde donde los emprendedores podrán iniciar su proceso productivo en régimen de vivero de empresas. Con un presupuesto total de cerca de 1 millón de euros, a través de la Fundación Incyde esta obra ha conseguido una cofinanciación del ochenta por ciento de Fondos FEDER. El plazo de ejecución de la obra será de 120 días naturales al término de los cuales los emprendedores del vivero de Porto do Molle dispondrán de nueve talleres con unas dependencias totalmente terminadas y acondicionadas para pequeñas industrias. Al formar parte del vivero, y estar gestionado por él, estos locales se ofrecerán en régimen de alquiler a precios más bajos que los del mercado.

Del inicio de esta obra, Teresa Pedrosa dijo que “en el Consorcio queremos ir creando por la provincia un ecosistema conformado por diferentes infraestructuras a favor del emprendimiento y enfocar cada una de ellas a la activación de diferentes sectores, bien sean como es el caso de estos locales para la industria, como para el sector terciario en el caso de la Casa del Reloj de Baiona, o el próximo vivero que pondremos en marcha en Porto do Molle que estará dirigido a las empresas de base tecnológica y al sector aeronáutico y aeroespacial”.

También te puede interesar