RGPD - Cookies
Vigo al día

Trasladan a la UCI del Xeral al paciente que estaba ingresado en la UCI del nuevo hospital

Interior del hospital Álvaro Cunqueiro
Interior del hospital Álvaro Cunqueiro

El paciente de nefrología, que fue ingresado este viernes por la mañana en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del nuevo hospital de Vigo, ha sido trasladado, «por precaución», a la UCI del Xeral, a donde ha llegado pasadas las 7 y media de la tarde, según ha podido confirmar esta redacción.

Este mismo viernes, alrededor de la 1 de la tarde, hace apenas 7 horas, el gerente del Área Sanitaria de Vigo afirmó que la UCI del Álvaro Cunqueiro funcionaba con normalidad y, a preguntas de esta redacción sobre si tenía constancia de su ingreso en cuidados intensivos-pese a ser el primer enfermo que era llevado allí- contestó: “es muy posible que sea así y en este caso significaría que la UCI funciona”.

Además de ello, personal médico-sanitario de la planta de Cardiología del nuevo hospital denuncia que en la misma, este jueves, en los turnos de mañana y de tarde, no había un solo desfibrilador y también que carecía de medicación básica; “si hubiésemos tenido un infarto no habríamos podido atenerlo porque no había ni nitroglicerina ni bombas de perfusión para administrarla”, y “si uno de los pacientes llega a fibrilar esa tarde, se hubiese muerto, puesto que el desfibrilador llegó casi a las 11 de la noche”.

Asimismo afirma que carecían de “electrocardiógrafo” y que tuvieron que montar un carro de parada “con las cuatro cosas que llevamos”, hasta que consiguieron uno a última hora de la tarde.

Para toda la planta- habilitada para 46 pacientes a donde “han trasladado a aquellos que no podían ser dados de alta”- había de guardia 2 enfermeras y una auxiliar, que fueron las que llevaron la “escasa medicación de la que disponíamos”, además, “el equipo de auxiliares no disponía de carros para montar la ropa de camas y hacer las habitaciones”.

La cena, “fría, inadecuada y escasa” se llevó a los pacientes poco antes de las 11 de la noche, “sin agua ni vasos, porque la concesionaria (del catering) no pone ninguna de las dos y hay que cogerla del grifo o ir a comprar una botella a la máquina o a la cafetería”.

También te puede interesar