RGPD - Cookies
Vigo al día

Los cambios en los bancos de las paradas de Vitrasa, que han denunciado como ‘antiindigentes’, se han hecho en todo Vigo

Banco de la parada de Vitrasa que está delante del Concello/Tresyuno Comunicación
Banco de la parada de Vitrasa que está delante del Concello/Tresyuno Comunicación

vigoalminuto publicaba este miércoles que varias personas habían denunciado que en algunas de las marquesinas de las paradas de Vitrasa se han cambiado los bancos sustituyendo los que tenían dos asideros-uno a cada lado del banco- por otros con uno solo, más centrado.

Estas mismas personas aseguraban que estas modificaciones se habían hecho para evitar que en los bancos pueda tumbarse alguien a dormir, por lo que aseguraban que, en realidad, son medidas ‘antiindigentes’, que impedirían que pudiesen refugiarse en ellos para descansar por la noche.

Este mismo jueves, esta redacción ha vuelto a preguntar al alcalde sobre el tema y ha contestado que se había puesto en contacto con técnicos de la Concellería de Transporte para confirmar que, efectivamente, sí se estaban haciendo estos cambios.

Banco de una parada de  Gran Vía/Tresyuno Comunicación
Banco de una parada de Gran Vía/Tresyuno Comunicación

Podemos afirmar que sí se han retirado los asideros laterales de los bancos en lugares tan distantes unos de otros como Gran Vía o Camelias y que el alcalde Caballero puede comprobar él mismo que es así: puede ir a pie, cruzando la Praza do Rei, en la parada que hay en frente de la subida a O Castro, delante del Concello, donde vigoalminuto, menos de un cuarto de hora después de la rueda de prensa de Abel Caballero-en la misma Praza do Rei, ha sacado la fotografía que abre esta información.

En todos los bancos puede verse la marca que han dejado los dos asideros, a ambos lados, que han sido sustituidos por uno solo/Tresyuno Comunicación
En todos los bancos puede verse la marca que han dejado los dos asideros, a ambos lados, que han sido sustituidos por uno solo/Tresyuno Comunicación

En todos los que hemos visto se han ‘desatornillado’ los ‘reposabrazos’ que había a ambos lados de los bancos y se ha colocado uno solo a unas dos cuartas de distancia del lado derecho, de manera que no es posible tumbarse. En esos bancos que hemos fotografíado aún podía verse la marca de los dos asideros retirados de los dos extremos.

También te puede interesar