RGPD - Cookies
Internacional

Unicef asegura que 2014 ha sido devastador para los niños, con más de 15 millones de ellos atrapados en guerras

UNICEF ha denunciado este lunes que 2014 ha sido un año de «horror, miedo y desesperación» para millones de niños en todo el mundo, 15 millones de los cuales se han visto atrapados en distintos conflictos.

«Este ha sido un año devastador para millones de niños», ha lamentado el director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake. «Hay niños que han muerto mientras estudiaban en clase y mientras dormían en sus camas; han quedado huérfanos, han sido secuestrados, torturados, reclutados, violados e incluso vendidos como esclavos. Nunca en la memoria reciente tantos niños han sido sometidos a tal brutalidad inenarrable», ha denunciado.

Según UNICEF, hasta 15 millones de niños están atrapados en los conflictos de República Centroafricana, Irak, Sudán del Sur, Palestina, Siria y Ucrania, incluidos tanto los desplazados internos como los refugiados. En total, se estima que 230 millones de niños viven en países y zonas afectadas por conflictos armados.

La agencia de la ONU ha indicado en un comunicado que durante este año cientos de niños han sido secuestrados de sus escuelas o cuando iban hacia ellas; decenas de miles han sido reclutados o usados por fuerzas armadas y grupos; los ataques contra las instalaciones educativas y sanitarias y el uso de escuelas con fines militares se han incrementado en muchos lugares.

UNICEF ha resaltado en particular la situación de los menores en varios países escenario de conflictos armados. Así, en el caso de República Centroafricana ha indicado que hay 2,3 millones de niños afectados y hasta 10.000 habrían sido reclutados por los distintos grupos armados, mientras que otros 430 habrían muerto o quedado mutilados, tres veces más que el año anterior.

En Gaza, 54.000 niños quedaron sin hogar como resultado de la operación ‘Margen protector’ del Ejército israelí el pasado verano y otros 538 fallecieron, mientras que 3.370 resultaron heridos en los bombardeos.

En el caso de Siria, hay más de 7,3 millones de niños afectados por el conflicto, incluidos 1,7 millones que han tenido que refugiarse en otros países. La ONU ha verificado al menos 35 ataques contra escuelas en los primeros nueve meses del año en los que 105 niños murieron y otros 300 resultaron heridos.

En Irak, donde unos 2,7 millones de niños están afectados por el conflicto, se estima que al menos 700 niños han quedado mutilados, han muerto o han sido ejecutados. En estos dos países, los niños han sido testigos y víctimas, e incluso los autores, de una violencia cada vez más brutal y extrema.

Por último, en Sudán del Sur, unos 235.000 menores de 5 años sufren de malnutrición aguda severa, casi 750.000 se han visto desplazados por el conflicto y más de 320.000 viven como refugiados. Además, más de 600 niños han muerto y más de 200 han quedado mutilados y unos 12.000 están siendo usados como ‘niños soldado’.

Ante el elevado número de crisis este año, lamenta UNICEF, muchas se han olvidado rápidamente y otras han atraído poca atención, como ocurre a crisis prolongadas como las de Afganistán, República Democrática del Congo, Nigeria, Pakistán, Somalia, Sudán o Yemen, en las que millones de niños también se han visto afectados.

La agencia de la ONU también ha hecho una mención especial al brote de ébola en Guinea, Liberia y Sierra Leona, que ha dejado a miles de niños huérfanos y a unos 5 millones fuera de la escuela.

«Es tristemente irónico que este año, 25 aniversario de la Convención sobre los Derechos del Niño, cuando hemos sido capaces de celebrar tantos progresos para los niños en todo el mundo, los derechos de tantos millones de otros niños hayan sido tan brutalmente violados», ha lamentado Lake.

 

También te puede interesar