RGPD - Cookies

La conselleira de Sanidade se desdice y anuncia que no se abrirán las 1.200 camas hospitalarias cerradas desde junio

En mayo pasado los sindicatos presentes en el Servizo Galego de Saúde (Sergas) advirtieron de la intención de la conselleira de cerrar 1.200 camas de hospital entre junio y septiembre- el doble que en 2010- y el cierre se ha cumplido.

En distintas declaraciones públicas adelantaron que la Xunta tenía una “hoja de ruta dirigida a la privatización de la sanidad pública”, y añadieron que dicho cierre de camas era “un paso más para favorecer a los lobbys que ven en el mercado de la sanidad un mercado apetecible” y que está teniendo como “primera consecuencia el desvío de pacientes a la sanidad privada a través de la ocultación de las listas de espera”.

Entonces, Sanidade lo desmintió rotundamente, subrayando que era una práctica habitual en verano – por la disminución de ingresos hospitalarios- y el pasado martes, en el Parlamento de Galicia, la propia conselleira, Rocío Mosquera, anunció que las camas se irían reabriendo “de forma progresiva”. Tres días después, Mosquera afirma lo contrario y afirma que habrá una dilatación gradual de esa reapertura sin más explicaciones.

Según sindicatos y profesionales médicos, esta decisión demuestra “con pruebas palpables” que el objetivo es “abrir la vía de beneficio para la sanidad privada, a la que se tendrán que derivar así numerosos pacientes”, como está sucediendo cuando se producen colapso en Urgencias- algo que ha sucedido ya en el Hospital Xeral esta misma semana-

En Vigo siguen cerradas las mismas camas que desde junio, algo que puede extenderse a otros centros de Galicia en los cuales, pese a que se ha dicho que están ya disponibles, “en la práctica no puede contarse con ellas, puesto que los sistemas informáticos no las reconocen como vacías para que sean ocupadas”, lo cual, recalcan los médicos, “aumentan las listas de espera y se colapsan las urgencias”.

A juicio de los médicos eso es, exactamente, lo que está haciendo Sanidade, “colapsar las urgencias, esa es la justificación para derivar a los hospitales privados a los pacientes”, algo que, alertan, “pese a lo que diga la conselleira, y puede comprobarse, es lo que está sucediendo: cada vez derivan más pacientes a los hospitales privados”.

 

También te puede interesar