RGPD - Cookies

Wert dice la OCDE que el nivel de los universitarios españoles es inferior al de los alumnos de Secundaria japoneses

Los reyes y el presidente del Gobierno con la persona que decide sobre la educación en España

El secretario general de la OCDE ha advertido este lunes de una “situación alarmante» en la formación de los españoles, ya que el nivel de competencias de los alumnos japoneses de secundaria superior es más o menos igual que el de los graduados universitarios de aquí.

Ello supone «una desventaja comparativa muy importante», por lo que la OCDE está empezando a desarrollar con el Ministerio de Educación y otros departamentos del Gobierno una estrategia de competencias que pueda paliar esta situación

Ante ello, el ministro de Educación, José Ignacio Wert –el mismo ministro Wert que cree en el mayor peso de la Religión, católica, por supuesto, en el despido de miles de profesores, en la eliminación de asignaturas como Ciudadanía, en los colegios segregados por sexos, en duplicar el coste de las matrículas y tasas universitarias, reducir las becas, destinar un 65% menos para investigación, o recortar en más de 3.000 millones de euros el presupuesto destinado a la Educación pública mientras incrementa las subvenciones a la privada- ha precisado que este lunes por la tarde habrá una reunión con la OCDE y la Unión Europea sobre este asunto para identificar los problemas y luego establecer un plan de acción para favorecer las posibilidades de empleo de los jóvenes españoles, con participación de varios ministerios, comunidades e interlocutores sociales.

Mientras tanto la OCDE pone los pies en el suelo y afirma que “la calidad de la formación universitaria española dista todavía mucho de alcanzar la de otros países para que los titulados puedan enfrentarse a los problemas y retos de la vida real”.

Y, realmente, su secretario general no habla de problemas menores, “la compresión lectora, la capacidad de cálculo y la resolución de problemas en España deja mucho que desear», ha insistido a la vista de los resultados de la Evaluación Internacional de la población adulta de entre 16 y 15 años (Piacc). El responsable educativo de este organismo ha apuntado algo que puede que sea necesario que le repita al ministro Wert en esta famosa reunión, «las universidades no el problema, son parte de la solución».

De acuerdo con el Informe anual de la Fundación Conocimiento y Desarrollo, los titulados españoles de menos de 30 años de edad tienen unas de las competencias lectoras más débiles entre los 22 países participantes, y sólo uno de cada seis graduados recientes en educación superior puntúa en los niveles más altos comparados con uno de cada dos en Japón.

Noticias relacionadas: El PSOE recortó, desde el Gobierno, solo en 2011, más de 1.600 millones en Educación.

 

También te puede interesar