RGPD - Cookies

La Diputación ofrece una oportunidad de trabajo a 30 titulados en otras tantas empresas del sector turístico

El presidente de la Diputación, Rafael Louzán, este miércoles

Un total de 26 jóvenes, titulados universitarios y de ciclos superiores de Formación Profesional, comenzarán a trabajar el próximo 1 de julio en otras tantas empresas del sector turístico, al amparo de la segunda edición del Plan de Práctica Laboral puesto en marcha por la Diputación de Pontevedra.

Pese a que este Plan está en estos momentos en trámite de selección de empresas, la Administración Provincial decidió adelantar las becas para titulados en el sector turístico porque, en palabras del presidente del organismo provincial, «no sería normal que los trabajadores que van ir a estas empresas comenzasen sus prácticas en septiembre, cuando acaba la temporada estival”.

En este primer bloque se convocaron un total de 30 becas en siete titulaciones diferentes, pero cuatro de ellas no se pudieron cubrir por falta de aspirantes como ocurrió con la titulación de ciclo superior de Dirección de Cocina. Estas vacantes volverán a convocarse en los próximos días con el propósito de que los beneficiarios «puedan estar trabajando a mediados de julio”, indicó Rafael Louzán.

El presidente se mostró confiado en que el cometido de los becarios no se limite al tiempo que duran las prácticas financiadas por la Diputación, sino que tenga continuidad con contratos laborales.

Con esta iniciativa no sólo se persigue ofrecer «una magnífica oportunidad» para jóvenes con amplia formación, además también «se le da un empujón a la  profesionalización» de un sector que es la «columna vertebral de nuestra  economía».

Las prácticas tendrán una duración de tres meses prorrogables por otros tres, pudiendo ampliarse hasta completar un año, tal y como ya se está haciendo con los becarios que comenzaron sus prácticas en empresas a comienzos de enero y a los que se les renovó la beca por otros seis meses.

En este sentido, Louzán destacó que la experiencia del plan ahora en marcha confirma que fue un acierto la puesta en marcha de esta «iniciativa pionera», dado que la satisfacción tanto por parte de las empresas como de los becarios «es generalizada».

En el mes de septiembre está previsto que se proceda a la adjudicación de las más de 400 bolsas que quedan pendientes y que tendrán destino en una de las cerca de mil empresas que solicitaron participar en este programa y que en estos momentos están en fase de valoración.

La cuantía de la bolsa es de 800 € para titulados universitarios y de 700 para titulados de FP, que serán financiados íntegramente por la Diputación, que también correrá con los gastos de los correspondientes reconocimientos médicos.

 

También te puede interesar