RGPD - Cookies
Destacados

El Mundial de Brasil en un estado que registra 40 millones de habitantes en la pobreza

Ante el ritmo frenético de la samba mezclado con el toque del balón pie de las celebridades deportivas, se ha inaugurado la coctelera multicolor de la Copa del Mundial en un contexto de desigualdades. El pueblo brasileño no encuentra sus mejores galas, ni siquiera tropieza con algún resto de comida que pueda llevarse a la boca. La fiebre de La Roja quiere conquistar un terreno que alberga 40 millones de habitantes en exclusión social e injusticias. «Se ha convertido en la séptima potencia económica del mundo, sin embargo el 18,6% de la población vive en la pobreza”, señala Manos Unidas.

Ante la actuación de Jeniffer López y su acompañante, el rapero Pitbull, la inauguración apaga las voces de los olvidados, los silenciosos. En Brasil, el 10% de los más poderosos obtiene el 44,5% de los ingresos del país, y el 10% menos pudiente alcanza el 1,1%. Los golpes de cadera de la cantante estadounidense acapararon los medios de comunicación, para desplazar en un segundo plano las revueltas populares y la carga policial continuada en el país de la caipirinha.

Manos Unidas lucha por obtener soluciones en un ambiente festivo, expandir programas asistencialistas, conseguir cambios estructurales que garanticen un futuro próspero para sus habitantes, fomentando la agricultura ecológica y respetando los derechos de los indígenas. Como defiende la canción oficial del Mundial We are one.

 

También te puede interesar