RGPD - Cookies
Deportes

Tráfico extrema las precauciones ante la batalla final de la Champions en Lisboa

La capital portuguesa se engalana para recibir a los miles de hinchas que acaloradamente se desplazarán a Lisboa, para disfrutar de la disputa deportiva entre el Real Madrid y Atlético de Madrid, el sábado 24 de mayo, a las 20:45 horas en el Estádio do Sport Lisboa e Benfica. A escasos días para la esperada final de la Champions League, la Dirección General de Tráfico (DGT), en colaboración con la seguridad portuguesa, pone en activo medidas de seguridad vial para velar por la conducción de los aficionados.

Desde el viernes al domingo, un dispositivo de más de 300 agentes se implicarán en los servicios de asistencia ciudadana, controles de velocidad, sustancias alcohólicas o estupefaciente, así como vigilancia y conductas indebidas en la conducción. Se añaden dos helicópteros para labores de información en incidencias en viaje y denuncia de infractores. La campaña vial cuenta con casi un centenar de paneles informativos, 65 estaciones de toma de datos y 70 cámaras de televisión en circuito no abierto.

Las previsiones cifran 15.000 desplazamientos, principalmente entre Madrid y Lisboa. La DGT recuerda la obligación del cinturón de seguridad, descansos de 20 minutos cada 2 horas, y al desplazarse con amigos en varios vehículos, no formar una unidad grupal por carretera, optando por señalar puntos de encuentro durante el trayecto. Se prohíbe portar objetos por el exterior de las ventanillas del vehículo y efectuar el viaje de pie en autobuses.

 

También te puede interesar