RGPD - Cookies
Ciencia y Tecnología

La capacidad de adaptación empieza en el juego infantil, por parte de los padres

Jugar sin miedo, sintiéndose en libertad son los ingredientes que aumentan la autoestima y la adaptabilidad de los menores en su crecimiento hasta la edad adulta, según los datos recogidos en la investigación de la Universidad alemana de Hildesheim (Alemania). Aquellos niños que reciben un juego invadido por las inseguridades y la supervisión exhaustiva trasmitida por sus padres, se educan siendo menos flexibles con su entorno, inalcanzando las metas personales.

En el estudio se encuestó a más de 130 participantes, que debían puntuar una serie de afirmaciones relacionadas con sus experiencias infantiles, desde los 3 a los 10 años. El listado incluía cuestiones sobre el éxito social, la confianza en la amistad, la valoración en el trabajo, la capacidad de afrontar las dificultades y la autoestima.

La resolución publicada en la revista estadounidense Pacific Standard, señala que los menores que disfrutaron de mayores actividades extraescolares en la infancia, consiguen niveles elevados de éxito social en la época adulta, logrando adaptarse a las cambiantes e impredecibles situaciones de la vida.

 

 

También te puede interesar