Vigo al día

Poco personal, carencias de material y escasa “motivación” entre los policías nacionales de Vigo

Policías concentrados este jueves ante la Comisaría de Vigo/Tresyuno Comunicación

La Comisaría de Vigo tiene una plantilla “corta”- integrada por 630 efectivos, incluidos mandos-, los agentes no reciben de pantalones y botas nuevas desde hace 6 meses, las recién ocupadas instalaciones de López Mora no tienen gimnasio, carecen de mantenimiento, no disponen de ventilación en los calabozos, tampoco están dotadas de alguna sala en la que puedan reunirse más de 30 personas, hay agentes que trabajan de noche y cobran como si tuviesen el turno de día y no se ha recompensado- como prometieron el ministro de Interior y el director general de la Policía cuando estuvieron en la inauguración, hace unos 6 meses- a los policías que han prestado servicios de especial relevancia para la ciudad.

A todo ello, según el secretario general del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Vigo, hay que sumar que la nueva Ley de Personal de la Policía prevé que, a partir de los 58 años los agentes pasen a lo que se denomina ‘puestos de gestión o apoyo’ que, según ha indicado Víctor Vasco, “no existen en el catálogo profesional”, lo que significaría que en la Comisaría viguesa, la plantilla se vería reducida en unas 30 personas.

Estas son algunas de las “deficiencias e incongruencias” que este jueves han denunciado un grupo de policías durante una concentración en la ciudad- ante la propia comisaría– en relación con la mencionada ley, que ya está en trámite parlamentario, y que ha sido elaborada, han recalcado, “sin escuchar a los policías”.

El cambio de los distintivos actuales, en los uniformes, por estos, costará 3 millones de euros/Tresyuno Comunicación

La misma, según el SUP, propone medidas como el cambio de denominación del cuerpo- que pasaría de ser Cuerpo Nacional de Policía a Cuerpo de la Policía Nacional, “un cambio que no entendemos considerando que aquel nombre se adoptó en 1986, que es completamente conocido, y que supondría un elevado gasto en rotulación de vehículos, cambios en exterior de las comisarías o documentación, cuando no es justificable en tiempos como este”. Parte de esos cambios se llevarán a cabo en los uniformes de los agentes – 60.000 en todo el Estado- para ‘actualizar’ insignias, “una medida que supone un gasto de 3 millones de euros y que no hace falta para nada”.

Además, la Ley de Personal contempla cambios en la carrera profesional, la promoción, y las remuneraciones. En relación con la primera ofrece la posibilidad de que agentes de las policías Local y Autonómica puedan pedir su ‘pase’ a la Policía Nacional, “pero no el proceso contrario: que policías nacionales pasen a ser locales o autonómicos”. Por lo que se refiere a la remuneración, plantea que la misma dependa, en parte, de los superiores, “esto no es una fábrica, no se nos paga más porque hagamos más detenciones”, ha enfatizado Vasco.

 

También te puede interesar