Vigo al día

Ellos no tienen límites, no se los pongas tú

Varios de los alumnos de Down Vigo, en clase/FOTOGRAFÍA: CARLOS GONZÁLEZ ESTÉVEZ

Una lectora ávida, un cinturón negro de kárate, un fotógrafo, una diseñadora de joyas y otra de ropa, un especialista en informática, aficionados a la música, la pintura o la natación que, además, se levantan cada día temprano para trabajar y estudiar. Son Carlos González- autor de la fotografía que encabeza esta información- Lara, Alba, Iván, Dani, Rocío y Rober, algunos de los alumnos de la Asociación Down de Vigo.

La Asociación, creada en 1989 tiene como objetivos promocionar y realizar todas cuantas actividades estén encaminadas a la mejora de la calidad de vida de las personas con Síndrome de Down, discapacidad intelectual y de sus familias, promoviendo el ejercicio efectivo de sus derechos, deberes y libertades fundamentales para su desarrollo integral como personas a través de la plena inclusión social.

Una de las clases/Tresyuno Comunicación

Para lograrlo, la asociación programa y desempeña diferentes actividades y planes formativos que tienen como objetivo final la autonomía personal, la finalización de estudios secundarios, la integración social y laboral, el conocimiento de las nuevas tecnologías o el desarrollo de la personalidad en todos los ámbitos, desde el más cercano – el familiar- pasando por el intelectual, psicológico o físico.

Carlos/Tresyuno Comunicación

En una de las clases- la de informática, que nos venía muy bien al ser un medio digital- estaban cuando hemos ido a ‘interrumpirles’, con permiso de Ana Tejada, la directora del centro. Allí hablamos con Carlos, de 29 años, de Tui, el mayor de dos hermanos, que ha trabajado en el BBVA y cuya ilusión sería dedicarse a la fotografía. Para ello se prepara, familiarizándose con los programas informáticos de imágenes con los que trata las fotos que saca a diario. Carlos, que como cada día se ha levantado antes de las 7 para coger el autobús que le trae a Vigo – menos mal que llega el fin de semana- toca, también, en una banda de gaitas.

Lara/Tresyuno Comunicación

Lara es casi vecina de vigoalminuto, vive cerca de nuestra redacción, tiene 24 años, también ha trabajado en el BBVA, aunque lo que realmente le gustaría hacer es seguir con el diseño de ropa, “de pantalones y camisetas”, después de la experiencia que ha adquirido trabajando en talleres con varios compañeros, “haciéndolo todo a mano”. Nos comenta que también le atrae la informática, aunque tiene otras cosas entre manos, como la pintura o el baile.

Alba, de 24 años, que coincide cada día con Carlos en el autobús que viene de Tui, ha estudiado en A Guarda, el colegio número 2 de Tui y en los Maristas. Como Carlos y Lara, su experiencia laboral empezó en el BBVA y está acabando la formación en informática. Sus diseños de ropa y joyas son algunos de los que se verán este viernes, durante los actos centrales del Día Mundial del Síndrome de Down, en Ferrol, tras colaborar con La Boite Is.

Iván/Tresyuno Comunicación

Iván Giraldez, vigués de 26 años curso la ESO en el Colegio Bouza Brey, también estudió en el Monterrey y en San Miguel antes de estar haciendo prácticas laborales en Alcampo, en el hipermercado de la Avenida de Madrid. Ahora está acabando el ciclo II y quiere orientarse hacia la informática, “me gustaría trabajar en una oficina, ya tengo experiencia en ese trabajo y me fue bien”, nos comenta este deportista que no perdona los días de piscina y gimnasio.

Dani/Tresyuno Comunicación

Dani, de 25 años, va al grano. Su perilla y las gafas le dan un aire serio y contesta a las preguntas directamente. Seguidor del Celta, trabajó en los supermercados Moldes y es allí donde le gustaría seguir su carrera profesional, para lo que se prepara, cursando actualmente el ciclo I. Concentrado en la clase de informática, comenta que, desde hace semanas, además de hacer las prácticas con el ordenador, tiene una táblet, en la que desarrolla lo que va aprendiendo en clase.

Rocío/Tresyuno Comunicación

Rocío, de 22 años es de Meder, en Salvaterra y es una devoradora de libros…literalmente, tanto es así que lleva varios en la bolsa de los que echa mano en cuanto tiene un momento. Estudió en El Castro y San Miguel y, cuando acabó la ESO, empezó a cursar Comercio en Formación Profesional pero, comenta, “los objetivos no están adaptados y no valen para conseguir el título”- algo de lo que deberían tomar nota los responsables de Educación. Especialista en vampiros, se ha leído toda la colección de ‘Crónicas Vampíricas’, nos confiesa que antes estaba mucho en casa, “pero he cambiado y ahora salgo más”.

Rober/Tresyuno Comunicación

Rober, como Lara, es casi vecino nuestro. Vigues, de 32 años, cinturón negro de kárate, empezó su experiencia laboral en supermercados Moldes, después de estudiar en el Colegio Lar y en San Rafael. Tiene claro a qué quiere dedicarse, “mozo de almacén, tengo mucha fuerza”. Hoy ha venido a clase desde el piso que la Asociación Down tiene en la rúa Aragón, por donde pasan todos los alumnos para acostumbrarse a vivir solos, y donde ha estado cuatro días en los que ha compartido tareas y habitación con Julio.

También te puede interesar